Zaragoza Rebelde. Movimientos sociales y antagonismos 1975-2000.

Zaragoza Rebelde es un encomiable proyecto que se ha estado preparando desde hace bastante tiempo. Este jueves 26 de marzo, a las 8 de la tarde, en el Centro de Historia, se inaugura la exposición encuadrada en ese proyecto, que abarca otras muchas iniciativas y actividades. Copio y pego la explicación del mismo desde su website:

ZGZ Rebelde. Redes de los movimientos sociales y antagonismos.

Una web que esperamos eche a andar en abril de 2009 y donde te invitaremos a conocer nuestra ciudad como espacio ciudadano, laberinto de ilusiones, de proyectos comunes, de luchas solidarias, vidas a contracorriente… Pinceladas y latidos de historias que merece la pena contar, y merece la pena escuchar.

Si quieres compartir con nosotros materiales (fotografías, carteles, datos…) que puedan sumarse a la web no dudes en ponerte en contacto con nosotras.

El proyecto abarca además:

– Un libro: ZGZ Rebelde. Guía de los movimientos sociales y antagonismos. 1975-2000, organizado como una guía que te invita a recorrer, barrio por barrio, los movimientos ciudadanos que se han cocinado en nuestra ciudad a lo largo de las tres últimas décadas del siglo XX.

– Un documental: ZGZ Rebelde. Espejo de los movimientos sociales y antagonismos. Miradas rebeldes sobre los acontecimientos que han desgastado el asfalto de nuestras calles durante las décadas 80 y 90 del pasado siglo.

– Una exposición: ZGZ Rebelde. Laberinto de los movimientos sociales y antagonismos, se inaugurará a finales del mes de marzo de 2009 en diversos espacios de la ciudad y en la que participan los y las artistas de la ciudad que se han vinculado al proyecto y lo alientan.

27 comentarios
  1. Fdez dijo:

    Me encanta el cartel con los luminosos de la Plaza de España que las personas viejunas como yo conocimos. Aparte de Gallina Blanca, están todas las potencias económicas locales: CAI,Muebles Rey, Flex y Balay. Sólo falta Tauste Ganadera y la leche Alba (pregúntale al Pueyo que tiene sus feudos ancestrales en las Cinco Villas). Un abrazote.

  2. Sí, el cartel está bien sin ninguna duda.

    El programa me parece más orientado hacia la decadencia que a la rebeldia, porque hay cosas y lugares que en Zaragoza fueron decadentes desde sus comienzos.

    Por lo demás me parece un inventa sacaperras, lo del kit es de risa.

  3. Fdez: Sí, qué recuerdos. Ahora sólo queda uno de esos edificios, creo. Del lado de la izquierda no queda nada. Una pena.

  4. ¿Invento sacaperras? Se trata de financiar la propia publicación del libro.

  5. Me lo creería si no tuviese todos esos logos gubernamentales en la zona inferior, por los casos que he visto todo eso supone impresiones a cascoporro por la jeta, además colabora una imprenta….no digo más.

    De todo esto habrá una o dos personas que sacaran rédito y unas cuentas más que habrán puesto esfuerzo en ello sin compensación (ni esperarla), es lo de siempre.

    Aunque a lo mejor peco de cínico, esto de arriba no pondría nunca en un post, pero en un comentario…es lo que deduzco.

    Y a lo mejor hasta me lo compro…o espero a verlo en las basuras del ayuntamiento.

  6. Detrás del proyecto no hay una o dos personas, sino un colectivo formado por gente con una larga trayectoria en movimientos sociales. Los réditos que saquen, del tipo que sean, y si es que sacan alguno, no creo que sean económicos.
    El proyecto me parece necesario e importante. Alguien tenía que hacerlo. Y espero que salga lo mejor posible.

  7. A ver, mirando la lista de colaboradores veo que una gran parte de ellos no tienen ningún pasado como rebeldes ni como organizadores de nada “antagónico” (supongo que utilizan esta palabra para evitar poner subversivo junto con los logos del achuntament y demás).

    Eran personas extravagantes, sin más, y no es que yo tenga nada en contra de las personas extravagantes, todo lo contrario, pero la realidad es esa.

    En los 80 y 90 crear un proyecto como este y pedir la colaboración y no sé si subvención de la DGA, ayuntamiento y diputación hubiese sido una blasfemia y todos los que se consideraban “antagónicos” por esas fechas hubiesen tumbado el proyecto con medios puede que incluso expeditivos.

    Fue el ayuntamiento el que desalojo la Casa de la Paz, no fue el diablo ni los duendes.

    De todos modos me he dado cuenta que todos esos escrúpulos que había en el pasado han quedado en el recuerdo no sé si para bien o para mal, ahora la gente pide subvenciones para realizar un proyecto de estos de forma automática.

    Es decir, mi opinión es una opinión personal, como creo que es la tuya, yo tengo mis motivos para tenerla como supongo que tú tendrás los tuyos, los cuales desconozco.

    No es esto una crítica como tal, es constatar lo que es para mí una realidad sin más.

  8. Por aquellos tiempos todo el mundo hablaba, de autogestión…ahora eso se ve como una locura simpática de la época.

  9. En la lista de colaboradores veo de todo. Y sí, también veo algún extravagante. Pero no creo que eso sirva para descalificar a todo el colectivo.
    Completamente de acuerdo con el cambio de términos. A mí tampoco me gusta eso de los “antagonismos”. Y es completamente cierto lo de la “autogestión”. Y otro ejemplo es el propio “rebelde”. No creo que se deba simplemente a una decisión de los organizadores, sino a todo un cambio (a peor, en mi opinión) de la retórica de la izquierda.
    También estoy de acuerdo respecto al automatismo de pedir subvenciones.
    ¿Qué me queda? La tal vez ingenua esperanza de que de esto pueda salir algo positivo.
    ¿Mis motivos? Pues no lo sé. Quizás simplemente apoyar una iniciativa que a pesar de todo me parece que puede tener consecuencias positivas. ¿Cuáles son? Por lo pronto, recoger una parte de la historia reciente de Zaragoza que estaba demasiado olvidada. Algo que quizás, por otra parte, sí merece una subvención, por cierto.
    Seré demasiado optimista. Ya se me pasará.
    Como soy tan optimista, veo en lo que dices dos debates muy necesarios:
    1. La ausencia de verdadero tejido organizativo en la izquierda, que hace que este tipo de proyectos sean tan dependientes de las subvenciones.
    2. Los peligros de la espectacularización -perdón por el palabro- de la memoria.

  10. Espectacularización y especulación.

    Ahora que he investigado algo sobre el proyecto me digo a mí mismo y a usted que estoy convencido al 98% de que en esto hay gente que ha ganado dinero.

    Es esto bueno o malo?, alla cada cual, desde finales de los 90 y comenzando con una famosa y limpia empresa de transporte en la Zaragoza underground y contestataria se comenzo a forjar la idea de que pedir alguna que otra subvención, trabajar para empresas antes odiadas o promover proyectos que lucraran tu empresa o la de tu amigo (para más tarde devolver el favor tipo masonería) era una muy buena idea.

    Todo el odio producido por el GRAN desalojo (hecho con una violencia que haría temblar a los mossos) se difumino y se comenzo a pensar que la “escena” habia madurado y que uno debía buscarse la vida y el sustento, y si era vendiendo ideas subversiva mejor que mejor, porque así en cierto modo uno tenía la fantasía de continuar con la lucha, mejor olvidar y seguir adelante.

    Y se ha creado un “entramado” de pequeñas empresas dependientes entre ellas y sobre dependientes del dinero público.

    Ellos están ahí, con cientos de millones para actividades sociales y micro-empresas, deseosos de darselos a alguién con un proyecto lo suficientemente pintoresco.

    Un proyecto así no debería haber pedido subvención por propia coherencia, no porque yo este en contra de las subvenciones, se ha adoptado la manera maquiavela de hacer las cosas.

    Pero esto es tan sólo mi parecer.

  11. Mira, pues no lo sé. No conozco esas historias y no pertenezco a ningún colectivo. No me corresponde a mí responderlas. Simplemente considero interesante el proyecto. Con todos sus problemas, que pueden ser motivo de debate. En el fondo lo que me interesa no es una serie de actos y actividades, sino lo que tienen éstos de síntoma (bueno o malo) de un estado de cosas.

  12. Hombre, tampoco buscaba respuestas, todas son muy subjetivas, tan sólo veo falta de coherencia, pero como con todo ser coherente siempre no tiene porque ser bueno.

    El proyecto en si mismo es interesante, otra cosa es que crea que su desarrollo igual no me parece (en principio) tan atractivo, habrá que ver.

    Todas esas “historias” son el estado de las cosas, tú mismo, supongo que por la edad, ves no del todo malo pedir una subvención si el resultado puede ser interesante o positivo, esa mis actitud hace 20 años era considerada indigna por casi todos, puede que también por muchos de los que mueven el este proyecto.

    Ese es el estado de las cosas; la conclusión de que antes si existía el DIY (Do it yourself ) y ahora no, que sea bueno o malo, como he dicho antes…que juzgue cada uno como plazca.

  13. En lo que te doy la razón es en que echo de menos en la web del proyecto la presencia de organizaciones y colectivos. En muchos casos, continuadores o herederos de esos “antagonismos”. Y en otros muchos, biológicamente los mismos. Por el contrario, sólo veo individuos e instituciones.

    Por otra parte, no me corresponde a mí juzgar la trayectoria de unos u otros individuos. No tengo la información necesaria para hacerlo. Y no creo que ése sea el debate realmente importante.

  14. (Hemos escrito a la vez)
    A lo que voy es que la discusión de este proyecto (como de cualquier cosa) tiene que hacerse en el nivel político o ideológico. Y sustentarse en algo diferente a los juicios subjetivos (que, en el caso de que se emitan, deben sostenerse con la mayor cantidad de información posible)
    Las historias individuales, las que haya (y las habrá de todo tipo, me imagino), los supuestos intereses, etc., pertenecen a un terreno que me resulta misterioso y no del todo relevante.

    Quizás haya quien piense que no me quiero mojar. La verdad es que me da bastante lo mismo. Pero es que además, en realidad, creo que es al contrario: la crítica que acabo de hacer (la ausencia de organizaciones POLÍTICAS y colectivos POLÍTICOS) creo que es bastante más dura que unas cuantas acusaciones particulares.

  15. Pues eso, se queda en un libro de nostalgia hecho para el divertimento de los que lo vivieron y el asombro de los que no (habrá que ver si lo narran al estilo épico, supongo que sí).

    La sociedad del espectaculo.

  16. Yo no viví esas épocas, ni como extravagante ni como antagónico.

    Por eso me interesa el proyecto, en primer lugar. Porque así me enteraré de lo que se hacía en esos años de rebeldías.

    En segundo lugar, por qué no, igual hasta aprendemos a no repetir errores, sacar lo bueno de alguna victoria que hubo en esas épocas y dar una vuelta de tuerca a las luchas actuales.

    Por último, creo que no hay libros, exposiciones, webs,… que se centren en los colectivos y movimientos sociales zaragozanos. Es decir, es una experiencia que aporta, que llena un vacío.

    Que podría ser mejor, seguro. Como todo.
    Pero al menos me reconforta que entre sus promotoras no encuentro ni una sola persona que viva del cuento, del PSOE o de la mentira.

    Más bien, los conozco de luchas cotidianas. Eso me gusta.

  17. ejem dijo:

    A lo mejor peco de cínico, dice.

  18. extravagante dijo:

    Si, con este rollito hemos ganado una pasta, y con lo que nos sobra de los packs 100 nos vamos de vacaciones en semana santa a Venezuela, que imparte Chavez unos cursos de subversión maquiavelica.
    Aunque igual podías dárnoslo tú, Joe… prometo que no te pagaremos,… ni con subvención 😉

  19. Me alegro por vosotros, me gusta ver que la gente prospera.

    Yo sin una buen subvención de por medio, ni me levanto de la cama.

  20. estrafalario a sueldo dijo:

    Sólo un pequeño matiz, atogestionar y autofinanciar no son sinónimos. En este caso, la exposición ha sido autogestionada, porque la ha gestionado de principio a fin la gente del colectivo, pero no autofinanciada, porque, desgraciadamente, no se contaba con el dinero para producir un evento de esas características.

    El libro si ha sido ambas cosas, autogestionado y autofinanciado.

    Afirmar que la gente que hay detrás del proyecto no tiene nada que ver con movimientos rebeldes o sociales sólo denota una cosa, un absoluto desconocimiento de esos movimientos. Y de lo que no se conoce es mejor no opinar.

    Algunos de los proyectos artísticos que allí se pueden ver cuestan bastante más que lo que el museo ha pagado en concepto de producción y han sido financiados por los propios artistas.

    Y por último, las subvenciones, salen del erario público y ese dinero es un dinero de todos. Incluidos las personas que participan en el proyecto que pagan impuestos como cualquier otra. Podrás pensar que tu dinero no debería financiar ese tipo de proyectos, pero el ayuntamiento, la DGA o incluso el Centro de Historia no “dan” el dinero, en cualquier caso, nos lo devuelven.

  21. Los matices son el todo.

    Cuando te financian el esfuerzo de gestión se reduce, lógica simple, cuantos más recursos tienes más sencillas son las cosas, la autogestión como yo la entiendo y como se ha entendido desde siempre hasta hace muy poco tiempo era otra cosa más compleja y menos cómoda.

    Y en cuanto a lo de devolver, pues te lo devuelven a tí, tu parte y la mía, y claro, mi opinión es que no es un proyecto que redunde en el beneficio de la mayoría, principalmente porque da un mensaje erroneo y confuso, está hecho de un modo que bajo mi punto de vista contradice el mensaje que pretende dar, el proyecto en si mismo es un gran oximoron.

    Y sí, no lo he visto, pero creo que gran parte de los participantes no estaban en movimientos sociales ni rebeldes, eso no quiere decir que no me merezcan todo el respeto del mundo, pero como personas individuales, no como agitadores ni nada similar.

    Pero como dije, es mi opinión, nada más.

    Como dijo Mr. Vincent, la mayor crítica que se puede hacer es resaltar la falta de colectivos políticos implicados, cosa que da que pensar.

  22. estrafalario a sueldo dijo:

    Cierto, cuanto más recursos tienes más sencillas son las cosas. Aunque en este caso presupones una abundancia de recursos que no creo que se corresponda con la realidad. La cesión de espacios públicos para usos de este tipo conlleva la habitual ensalada de logos en la propaganda que se hace, pero eso no hace que los espacios que se usen sean menos públicos o sea, tan tuyos como mios.

    No comparto tu opinión, y aunque evidentemente tienes derecho a tenerla, tampoco la respeto. No la respeto porque presupones unos objetivos que no conoces. No la respeto porque no conoces el proyecto, no conoces sus objetivos y no conoces a sus organizadores de los que también presupones que simplemente han buscado (y han conseguido) embolsarse una parte del pastel. Me parece como minimo irrespetuoso con el trabajo de más de dos años de un grupo de gente comprometida y desinteresada, y ofensivo con ellos. Yo personalmente, no me atrevería a tener ningún tipo de opinión con tan pocos elementos de juicio. Me da la sensación que detrás de esas críticas hay una amargura y una animadversión que, seguramente, no tiene nada que ver con el proyecto.

    Te puedo asegurar que todas y cada una de las personas implicadas en la gestación del proyecto, los organizadores y organizadoras, están y han estado implicadas, muy implicadas, en movimientos sociales. Muchas de ellas en más de uno. No conozco la trayectoria personal de los artistas que participan. Tampoco necesito conocerla, no necesito que me demuestren nada.

    ¿Falta de colectivos políticos implicados? Espera a ver y leer el libro (de nuevo hablas de lo que no sabes), aunque supongo que te decepcionará por que no encontrarás ese tono “épico” que le presupones y porque estás predispuesto a que no te guste. Tanto peor para ti.

    Para mi, el no añadir a la ensalada de logos, la retahila de siglas de colectivos, le da al proyecto una pluralidad y una unidad que nos hubiera venido muy bien a la izquierda en aquella época. Esto es mi opinión, pero en este caso, yo sí sé de lo que hablo.

  23. Ya que soy el anfitrion, participo:
    La critica que yo planteaba (aclaro, por si acaso) iba encaminada a saber como habian participado las organizaciones politicas en el proyecto. Por lo demas, entiendo que puede resultar muy dificil -mas alla de colocar mas o menos siglas- conciliar a grupos muy diversos bajo un proyecto comun. Que es, por desgracia, un problema historico de la izquierda. En Zaragoza, en Nueva York y en Burundi.
    Son dudas mas que nada. No conozco el proyecto de cerca. Y si alguien me explica ese punto lo agradeceria mucho. Tambien me gustaria saber que tipo de continuidad tendra el proyecto, tanto en la red como a traves de actividades.
    Sobre las acusaciones individuales, insisto: no son problema mio.
    Y repito: el proyecto me parece una gran idea. Y espero que sirva para animar politicamente la ciudad y fomentar el debate.

  24. Lo cierto es que no preveía que surgiera un flame.

    Tengo más argumentos para apoyar lo que digo, pero creo que todo esto se iba a derivar más hacia lo personal, así que si no he sido prudente al comienzo (así es, lo reconozco, no he sido nada pero nada comedido en mis palabras), lo voy a ser ahora.

    Que tengais mucho exito.

  25. estrafalario a sueldo dijo:

    Joe, abrir los comentarios afirmando que es un invento sacaperras, que un par de personas se han llevado una pasta del tema a costa del curro de otras y luego decir que no preveías que de eso surgiera un flame es como poco ingenuo.

    De todos tus argumentos el único que podría aceptar como válido es cuando hablas de falta de autogestión con el tema de las subvenciones y demás. Ahí si podríamos entrar a debatir. Pero el resto han sido suposiciones con bastante mala baba por cierto.

    Sin ser organizador, conozco el proyecto bastante de cerca y de verdad que me duele, sobre todo por ellos y por ellas.

    Por eso, estaría encantado de oir argumentos, si de verdad lo son. Y esto último lo digo con toda la sinceridad y sin una pizca de ironía.

  26. Lo primero es recomendarte que no te duela leer cosas, sobre todo si las lees en Internet, por otro lado dudo que te duela tanto, si no también dudo que fueras un asiduo usuario de Internet; es lo que hay.

    En cuanto a lo de sacaperras y demás serán cosas que pensará mucha gente pero pocos te dirán, unos por amistad, cercanía, otros por simple amabilidad y otros por el motivo más razonable; “a mí que más me da”.

    Entonces, si crearamos una “escala de loabilidad y altruismo” podríamos ir restando o sumando (igual da) puntos para dar al proyecto una patina de desinteresado trabajo o quitarselo.

    En primer lugar me dices que la subvención sólo ha servido para organizar la fiesta y darse a conocer y que el libro ha sido totalmente auto financiado, es da y quita puntos, como dije el potente oximoron que significa el recurrir a los “estamentos opresores” para dar el “convite ” me parece un disparate, al menos pensando como se pensaba antes.

    Los flayers, carteles, web (esto no tiene porque costar casi nada) y demás también han sido autofinanciados?, digamos que no, eso quitaría unos puntos.

    Se ha recurrido a una empresa “amiga” para la realización del libro? si es sí, de verdad sólo se van a pagar los costes del libro (papel, tinta, planchas y todo eso) o esa empresa recibirá dinero como si hubiese sido cualquier otro trabajo por su impresión y distribución?.

    También decir que no entiendo que sí se ha autofinanciado el grueso del proyecto se tenga uno que “rebajar” (digamoslo así) a pedir una subvención para dar dar las charlas, fiesta y exposición, no buscarse la vida para hacerlo uno mismo aunque sea prolongando el tiempo de realización, esa duda la tendrá mucha gente, los bordes como yo, los amables, los amigos y los pasotas, pero te lo dirán sólo los bordes suspicazes.

    En cuanto a los organizadores y colaboradores del proyecto, mi opinión sobre si unos merecen estar metidos en un proyecto donde se habla del pasado comprometido y rebelde vivido en 1ª persona, pues sí, se que algunos no han tenido ese pasado, así que como mucho tendré una enorme curiosidad por saber que van a escribir.

    Y no, sorry, no voy a dar nombres, porque algunos de ellos me pueden parecer excelentes personas, sólo puedo llegar a preguntarme por que se han metido en el lío, yo creo que en el libro (y esto es una gran temeridad, un suposición sin más) va a haber mogollón de relleno.

    Mi opinión es que un proyecto de esas caracteristicas debería haber sido totalmente autofinanciado y autogestionado, si no es mejor esperar o no hacerlo, o hacerlo con un formato más modesto, no con un libro de 25 euracos y los famosos kits de 100.

    Para concluir, entono en el mea culpa bien grande por las formas que no por el fondo, he sido un grosero, pero he intentado ser algo honesto, como te he dicho antes estas dudas asaltan a muchisima gente, pero no te lo van a decir.

  27. No pasa nada por pasar por el aro. Puede ser incluso pragmático, puede tratarse de la primera fase de una estrategia en la que uno, subversivo y contestatario, engorda a costa del sistema para coger la fuerza necesaria para destruirlo/cambiarlo en una segunda fase. Pasar por el aro para, después de un tiempo, romper el aro.

    El problema surge cuando el que pasa por el aro tiene una historia plagada de episodios en los que ha hecho un despliegue de idealismo (con la declaración de superioridad moral que ello conlleva), criticando y tachando de muchas cosas a aquellos que pasaban por el aro.

    Es un poco esquizofrénico estar vacilando tanto entre los dos polos. Hay que decidirse: ¿idealistas o pragmáticos? Ser una cosa los jueves y otra los martes da un poco de risa. ¿O es que sólo unos pragmatismos valen y los otros no? ¿No va a acabar esto siendo lo de siempre, osea, un partido de fútbol?

    Para poder dar lecciones de moral con garantías (cosa que algunos intentan y otros no intentamos), hay que tener un carné idealista reluciente, sin mácula. Uno se puede permitir la esquizofrenia sólo cuando no entra dentro de su programa convencer a nadie, cambiar el sistema, o, en definitiva, hacer nada que afecte a los demás. Cuando se encabezan manifas, se editan manifiestos y se proponen cambios que van a afectar a todo el mundo, la coherencia es fundamental. La vida es así.

    Y todo esto lo digo sin ni siquiera meterme en el asunto de que (intuyo, sin muchos datos) estos movimientos revolucionarios (leer con acento cubano), en Zaragoza, han sido bastante marginales y minoritarios (leer de nuevo con acento cubano).

    Por el mismo motivo que Labordeta provoca ese sentimiento híbrido entre risa y ternura (¿ternisa?), por su irrelevancia, es por lo que estas iniciativas, creo yo, desde mi más profunda maldad infundada, son mucho más pequeñas que las palabras grandilocuentes que las describen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: