Canción del lunes: Public Image Ltd.

“En el mundo realmente invertido lo verdadero es un momento de lo falso” (Guy Debord: Tesis 9 de La sociedad del espectáculo).

A la serie que ya hicimos sobre Marxismo y rock, quizá habría que buscarle un complemento. Algo así como “Cinismo y rock”. A la cabeza de esa lista estaría, seguramente, la canción de esta semana, “This is Not a Love Song”, de Public Image Ltd, el grupo que John Lydon/Johnny Rotten formó tras la disolución de los Sex Pistols.

Decir, a estas alturas, que Johnny Rotten es un payaso es no decir nada. O quizás, decirlo todo. Pero merece la pena hacer un par de paradas a lo largo del camino, antes de llegar a esa conclusión. Me explicaré, y trataré con ello de romper una lanza por este payaso, intentando demostrar cómo las canciones de un “vendido” pueden ser, a veces, más incisivas ideológicamente que las de un artista “comprometido”.

Pero dejemos antes que el payaso mismo salga al escenario, se enfrente a las luces de los focos, nos salude y se presente:

Public Image

Hello, hello, hello (ha, ha, ha)
You never listen to a word that I said / You only seen me / For the clothes that I wear / Or did the interest go so much deeper / It must have been / The colour of my hair
The Public Image
What you wanted was never made clear / Behind the image was ignorance and fear / You hide behind this public machine / Still follow same old scheme
Public Image
Two sides to every story / Somebody had to stop me / I’m not the same as when I began / I will not be treated as property
Public Image
Two sides to every story / Somebody had to stop me / I’m not the same as when I began / Its not a game of monopoly
Public image
Public image / You got what you wanted / The public image belongs to me / It’s my entrance / My own creation / My grand finale / My goodbye

El bufón no tiene vida privada, dice Bajtin. Es sólo exterioridad, puesta al servicio de los demás. Un receptáculo al que el público puede dirigir sus risas, su desprecio, las acusaciones y la rabia, producto de una frustración que proviene de otro lugar, de ese que la ideología no suele dejar ver. Del trabajo, claro. Rotten pareció asumir completamente esto con (y el nombre no es desde luego casual) Public Image Ltd. La “imagen pública”. En esta ocasión una imagen pública que es, al mismo tiempo, privada, supuestamente autónoma (“I will not be treated as property”). Lydon/Rotten quería salir del esquema que le marcaba la conversión en producto de los Sex Pistols. Pero esa supuesta independencia, ese “Ltd.” era también el comienzo de una carrera hacia la marca comercial, lista para venderse.

Las acusaciones de traición, de venderse, no tardaron. Y Lydon/Rotten buscó una manera de responder:

“It was all very tongue-in-cheek. At the time, people were saying that that I’d joined big business and become a bourgeois shit. So I thought the best way of tackling this would be to pump out a song saying that’s exactly what I am, tongue firmly in cheek. And that kind of stopped that nonsense, so it worked.”

Y así llegamos a la canción de este lunes:

This is not a love song

This is not a love song / This is not a love song/ This is not a love song/ This is not a love song

Happy to have/ Not to have not / Big business is / Very wise /I’m crossing over into /Enterprise

This is not a love song / This is not a love song/ This is not a love song/ This is not a love song

I’m adaptable/ And I like my new role/ I’m getting better and better/ And I have a new goal/ I’m changing my ways/ Where money applies /This is not a love song

This is not a love song/ This is not a love song/This is not a love song/This is not a love song

I’m going over to the other side/ I’m happy to have/ Not to have not/ Big business is/ Very wise
I’m inside free/ Enterprise

This is not a love song/ This is not a love song/ This is not a love song/This is not a love song

Not television/ Behind the curtain/ Out of the cupboard/ You take the first train/ Into the big world
Are you ready to grab the candle/ Not television

This is not a love song/This is not a love song/This is not a love song/This is not a love song

Lo que la canción recoge no es otra cosa que el exacto momento de  ese venderse. Y es eso precisamente lo que le da al tema algo así como una cínica grandeza. Entre las gesticulaciones de Rotten, su baile ridículo entre los rascacielos, su histrionismo resplandece, por un momento, la verdad.

Esa verdad es la evidencia de la ideología. El payaso grita: “Mirad: esto es lo que ha hecho el capitalismo conmigo”. Es el títere que se sabe títere, y que gesticula y baila exageradamente para hacer más visibles los cordeles que lo sujetan y dirigen. Por eso un arte así contiene, paradójicamente, más verdad que el del artista bienintencionado, “auténtico”, que pretende hacernos creer que tiene un mundo interior, a salvo del mercado (y que no es sino otra pose: la de la autenticidad, la de todos nosotros).

Podemos gritarle “vendido” al payaso. Y tendremos toda la razón. Pero con su mueca, bailando como un mono entre los rascacielos, el payaso señala a nuestra verdad, quizá la más “íntima”: la nada. “Vosotros también os vendéis, y no os lo reprocháis a vosotros mismos. Porque me tenéis a mí”.

Si fuese hegeliano, diría que en esta canción se encarna el espíritu de un momento de la historia. El que ahora acaba, por cierto. Quizás sea esa una de las grandezas del rock frente a otros estilos: no hay una admirable técnica, o una gran complejidad compositiva. No hace falta. Su condición, desde un principio, de producto de una sociedad de masas lo hace maleable en extremo, lo sitúa en la epidermis de la historia, siempre tan sintomáticamente vulnerable a los cambios, a las modas. Es eso lo que lo hace tan interesante para el análisis ideológico.

La canción fue un éxito. Y sí, Rotten se vendió. Completamente. Sonó en las discotecas de todo el mundo. Sonaría, seguro, en los locales de moda de medio mundo: Londres, París, Tokio. Y en Manhattan. Imaginad, por un momento, a los jóvenes yuppies de Wall Street en los primeros ochenta, en pleno comienzo de la orgía neoliberal: una carrera prometedora, el vértigo de la cocaína y de la visión del mundo a sus pies. Bailaban desaforados esta canción, con la que – sin duda: era tan fácil – se sentían tan identificados:  expresaba su modo de vida, su éxito, su euforia. Aunque olvidaban, o querían olvidar,  abandonados a las luces cegadoras de la pista, que se trataba de la canción de un idiota, de un vendido, de un payaso.

Vamos con un par de canciones más:

“Careering”: La ruptura de la distancia entre el público y el artista. Pil en “American Bandstand”. Lydon se niega a hacer el playback, e invita al público a subir al escenario.

-“Poptones”:

Y un par de notas:

1. Uno de los mejores libros en la historia de la crítica de música rock y pop es, según tengo entendido, Lipstick Traces, de Greil Marcus. No lo he leído, aunque me han hablado bien de él, y he podido leer algunas reseñas. Seguramente, por lo que sé, algunas de las cosas que he dicho aquí (la conexión situacionistas-punks, por ejemplo) pueden recordar a quienes lo hayan leído a ese libro. Lo anoto aquí no por dármelas de listillo, sino precisamente para reconocer una deuda indirecta.

2. Website sobre Public Image Ltd. Biografías, letras, fotos, etc.

3. ¿Que si se vendió Rotten? Joder, y tanto.

4. De Public Image Ltd. no sabía realmente nada hasta hace unos días. Ha sido al ver la notable Waltz with Bashir, el documental de animación del director israelí Ari Folman, donde aparece “This is not a love song”, cuando me he puesto a escucharlos. Pero de la película mejor hablamos otro día, que por hoy ya os he dado bastante el coñazo.

Anuncios
27 comentarios
  1. Pirolo dijo:

    Esta vez si que te has lucido, Pater, muy bien, deberias mandárselo a Malcolmo para que te lo publicara, ja, ja, ja. No, ahora fuera de coña, está muy bien. Yo no le seguí la pista a PIL, pero reconozco que aunque el Rotten me caía bastante mal en su época, supo hacer de su capa un sayo, y he de reconocer que era un tipo con una fuerte personalidad, a pesar de lo que la gente pensara de él. Para camaleónicos Bowie o el mismo Adam Ant, que tocó todos los palos. Estos dos te podían caer mal o bien por su música, sus pintas o sus caras, pero Rotten caía mal porque era muy descarado y sinvergüenza, y eso no sienta bien cuando te quieres apropiar de un personaje público para identificarte con él y te sale rana, o mejor dicho veleta y da un giro cuando menos te lo esperas porque te has creído que había una especie de pacto serio con él, y sin embargo se ha reído de ti, como también se reiría seguramente de sí mismo. En cualquier caso, PIL triunfó no sólo entre los pijos, sino entre algunos que todavía soñaban con el punk, pero no podían evitar su más que incipiente sabor nuevaolizado, entre los afterpunks, technos y otras tribus. Pero Pater tiene razón, el amigo Rotten ya era un antihéroe desde que se dio cuenta de que todo era un timo, desde el gran timo del rock and roll (“The Rock & Roll Swindle”), y lo demás ya fue aprovecharse de ello, pero al tiempo pasárselo bien. Recuerdo que en cierto programa sobre el punk, uno de los miembros de Visage decía que la mayoría de los integrantes de bandas punks habían terminado poniendo tiendas de ropa de moda, y seguro que eso era cierto. La mayoría de los que no se retiraron de la música se reciclaron hacia el newromantic, el techno, el rock, el pop, el ska, el reggae, el heavy o cualquier otra tendencia. Bueno, al fin y al cabo, los Sex Pistols tenían razón en aquello del “Great Rock and Roll Swindle”:

    y

    Bueno, Pater, siento haberme enrollado tanto esta vez, pero me has motivado.
    Un abrazo,
    Pirolo

  2. La conexión situacionismo-punk es real aunque para mi entender totalmente accidental.

    La conexión anarquismo-punk es falsa y totalmente forzada por unos cuantos grupos de finales de los 70.

    Lydon, cuando decía ” am an antichrist. I am an anarchist”, tan sólo quería decir:

    Soy todo lo que tú odias.

    Lydon tiene un problema, y es un problema profundo, es un bufón que se toma demasiado en serio a sí mismo, y eso sólo puede desembocar en locura y mal genio, como así ha sido.

    Me gusta una de sus frases más recientes:

    “Los anarquistas van ahora con su ropa deportiva de marca y su laptop a todos lados mirandote por encima del hombro”.

  3. reyego dijo:

    El problema es que, dejando de lado toda la interpretación politica con la que estoy basicamente de acuerdo, la musica de PIL es aburrida de cojones, como la inmensa mayoría del pop avant garde nueva olero de los 80.
    No puedo evitar pensar en la inmensa mierda esa que llaman La Movida.

  4. Pirolo dijo:

    En “la movida” hubo cosas muy buenas, lo realmente asqueroso es que luego te llegue una multinacional y se apropie de ello para hacer negocio, sobre todo si tiene como mayores exponentes a personajes como Almodóvar o Alaska. Ahora bien, hubo más cosas que “la movida” en el terreno musical tanto nacional como internacional, y gente realmente innovadora, pero es cierto que la mayoría degeneró en un comercialismo hortera y plástico, como el amigo Billy Idol (a pesar de que algunos de los temas horteriles tuvieran cierta calidad musical). Pero si queréis ver un video ambiguo en el que se mezcla este horterismo con dosis de crítica (vease empujón a impostor payasil de Adam Ant), aquí tenéis:

  5. reyego dijo:

    Pues sigo discrepando; la movida me parece una gran bullshit independientemente de las multinacionales. Aunque todos los “artistas” de la movidilla se hubieran comido los mocos seguiría opinando lo mismo. Para mi eran un grupo de pedorros que que creian que con escandalizar sobraba y bastaba.
    Pues no, su supuesto escandalo era una gilipollez facilona (otros lo habían hecho antes y mejor) y en el terreno musical ni merece la pena entrar.
    Y por supuesto que hubo mas cosas, afortunadamente, pero suelen quedarse a la sombra de “la edad de oro español”, cuando no son incluidas erróneamente dentro de esa mierda.
    Los 80 (en global) trajeron grandisimas cosas (personalmente, el hardcore y el hip hop) pero el pop comercial de aquella epoca es una peste a erradicar.
    Con Captain Sensible vuelvo a lo mismo, sin negarles su intención crítica y todo lo que comentais, empiezo a oirlos y me aburren de cojones desde el primer momento.

  6. Joe Cricket: no entiendo por qué es accidental la conexión situacionistas-punk.

    Reyego y Pirolo: de acuerdo con Reyego con lo de la “movida”. La mejor definición que conozco es la que da Joaquín Reyes en el Celebrities de Alaska:

    Sólo hay que ver cómo han acabado estos dos:

    Todo esto entendiendo la “movida” como el fantasmeo generalizado (y debidamente subvencionado e institucionalizado) en que se convirtió la triplemente presunta “vida cultural española” al llegar los 80. Que había grandes grupos, antes, durante y después de eso nadie lo duda.

    Allá va un ejemplo:

    Reyego, te presento a Pirolo a la batería.

  7. Pirolo dijo:

    Sigo pensando que en la movida hubo cosas muy buenas, pero vuelvo a lo mismo, el hecho de que se incluyeran dentro del epígrafe “la movida” las estigmatizó. En cualquier caso, “la movida” fue una chorizada, estoy de acuerdo y eso no os lo discuto, señor Reyego y señor Pater Vincenzo. Vaya, Pater, tuviste que presentar a mi grupo, ja, ja, ja, con lo malos que éramos… pero lo importante es que nos lo pasamos bien. El clip es más bien de los comienzos del grupo (que fueron mis finales en el terreno de los grupos musicales, ja, ja, ja). En fin, gracias por el halago, Pater, sabes cómo consolar a las pobres ovejas descarriadas como yo.

  8. Pirolo dijo:

    Por cierto, Pater, espero que cuando mencioné a Alaska y a Almodóvar no pensaras que los estaba alabando, sino todo lo contrario, espero que no se malentendiera.

  9. Pirolo dijo:

    Una cosa más, Pater, los dos enlaces que has puesto en tu comentario son el mismo (je, je, para que luego no pienses que no miramos los enlaces que nos mandas).

  10. “Joe Cricket: no entiendo por qué es accidental la conexión situacionistas-punk.”

    Porque el punk es anterior a McLaren y su amiguito y Jamie Reid, ellos cogieron algo que ya existía y se lo apropiaron, digo que la relación es accidental y no forzada porque tiene algunos puntos de unión (similitudes) que hacen que esta unión no vaya cogida por los pelos (como la del anarquismo, totalmente forzada).

    La palabra punk a día de hoy tiene varias acepciones, pero su origen es muy distinto al que cree la mayoría de la gente, un punk era el chico del que todos abusaban en la carcel, era lo más bajo, y como podeis imaginar todo esto no tenían nada que ver con la música o el arte conceptual.

    Otros dicen que el punk como fenomeno musical se origino en EEUU a mediados de los 70 con los Ramones y MG5 como sus máximos exponentes.

    Pero es en realidad más viejo, los grupos de rock and roll de los primeros 60 con poco virtuosismo en su sonido y amplificaciones saturadas ya se hacían catalogar como punk.

    Así que podemos decir que punk (musicalmente hablando) es lo peor de lo peor en la música y orgulloso de serlo, lo que no quiere nadie.

    Así que volvemos a finales de los 70 y nos encontramos a unos snob guayones(McLaren y Reid) recien salidos de la escuela de arte, con muchas ganas de provocar dar la nota, y con todo el rollo situacionista bien recocido en su cabecita…y tachan!, por allí pasaba el punk y fue su victima inocente.

  11. No conozco bien la historia del movimiento punk, o los entresijos de la relación McLaren-Pistols (aunque me consta, efectivamente, que McLaren era un oportunista y que fabricó la imagen de los Pistols, y que veía a estos como una escultura de su creación, como dice en “The Filth an the Fury”). La información que das es muy útil en ese sentido.
    De todas formas, creo que las arqueologías-genealogías del término “punk” (y de cualquier otro) tienen una utilidad analítica limitada. Me explico: es una información útil, pero no sirve para explicar en profundidad el carácter de un movimiento artístico. En ese sentido, es algo parecido a lo que ocurre en literatura con la obsesión por “la intención del autor”: podemos rebuscar todos los documentos posibles para intentar imaginarla, podemos prestar atención a las declaraciones, aquí y allá, del autor. Pero aunque consigamos definirla (cosa en muchos casos imposible), la obra sigue sin ser explicada en términos estéticos e históricos. (Y aquí uso una acepción de “estética” distinta de cómo se la utiliza habitualmente).
    El hecho de que McLaren se “inspirase” en los situacionistas, o los hubiese leído, es secundario. Al hablar de Rotten y PIL (el grupo de Rotten ya fuera de la “influencia” de McLaren) y encabezar la argumentación con la cita de Debord, lo que intento es mostrar cómo Rotten (hubiese leído o no a Debord, da lo mismo) es en cierta manera una ilustración de la teoría de Debord. Rotten era consciente de los peligros de domesticación del artista en la sociedad capitalista. Y decidió entrar en el espectáculo bajo el papel del payaso. Esa, creo, es la lección que, para bien o para mal, podemos extraer de su obra.
    Por eso creo que la conexión sittuacionistas-punks es bastante profunda y explicativa, al margen de McLaren y Reid.

  12. reyego dijo:

    Cito: “Rotten era consciente de los peligros de domesticación del artista en la sociedad capitalista. Y decidió entrar en el espectáculo bajo el papel del payaso.”

    No estoy nada de acuerdo, supone otorgarle un “algo” al payaserío de Rotten que no tenía ni por asomo.
    Rotten era un payaso, sin mas.No hay mas que echar un ojo a la trayectoria de los Sex Pistols; un grupete de cabestros…. “mearos encima, lucid svasticas, usad imperdibles que ya luego le damos un aire respondon y asi como que tiene miga”.
    Cuando mas tarde “supero” el punk y se pasó al pop comercial, era mas de lo mismo pero con distinto disfraz.

  13. Pirolo dijo:

    En cierta manera estoy de acuerdo con los dos. Es verdad que el término “punk¨significaba algo muy distinto en su concepción original, como “mierda”, y si no que se lo pregunten a Clint Eastwood, que lo usaba en sus películas de principios de los 70 para insultar a los que se iba a fundir. Por un lado, es cierto que el señor McLaren utilizó lo que se cocía entonces para vender su cócktel, y posiblemente si no hubiera sido él habría habido otro con el ojo agudo (el “ojo que ve la cosa”, seguro que Pater me entiende) que se hubiera apropiado de ello. Sin embargo, también comprendo el punto de Pater Vicente cuando se refiere a la “utilidad analítica limitada”. En cualquier caso, no podemos atribuir toda la gloria (o desgracia) de McLaren a su perspicacia intuitiva, sino que el “inconsciente ideológico” interactúa con el “inconsciente libidinal” (perdón por usar palabrotas) + X, para motivar la conducta. Ahora bien, cuando dices que Rotten “decidió entrar en el espectáculo bajo el papel del payaso”, tampoco sabemos bien “cuál fue la intención del autor”, si realmente Rotten era un payaso y le gustaba serlo, o más bien utilizaba el disfraz de bufón para criticar desde su propia situación degenerada. Cierta imagen del Punk postulaba el odio por los sentimentalismos, las modas, los virtuosismos, etc., pero no se puede olvidar que el Punk acabó teniendo su propia estética, su propia moda, su propio “virtuosismo” y hasta su propio sentimentalismo (aunque podríamos entrar a debatir si todavía era “punk” o ya otra cosa). Rotten se dio cuenta del gran timo (y no sólo del Rock and Roll), pero no podría decir con certeza que “conscientemente” entró en el espectáculo bajo el papel del payaso.

  14. Pirolo dijo:

    Creo que estoy bastante de acuerdo con lo que ha escrito Reyego mientras yo escribía lo mío, sin embargo, el ser payaso “sin más” no quita para que ponga de manifiesto ciertas perspectivas históricas o sociales y que ello nos conduzca a pensar que lo hacía conscientemenete. Vuelvo a las palabrotas del inconsciente ideológico y libidinal. Puedes ser un payaso y a la vez dar una imagen especular distorsionada, pero muy realista, de lo que está pasando, y no se trata de atribuir méritos al “payaserío”. Por lo demás, totalmente de acuerdo, Reyego, Rotten era (y quizá es y será siempre) un payaso intrínseco.

  15. Me he expresado mal. Precisamente decir que “era consciente” y que “decidió” hacer eso o lo otro es una contradicción con lo que he dicho antes.
    No sé qué pretendía el señor Rotten. Ni me importa. Todo lo que quiero decir es que su disfraz de payaso es lo significativo aquí. Y que debajo de ese disfraz no hay que buscar nada.
    El mensaje de los Pistols es exactamente ése, en efecto: ““mearos encima, lucid svasticas, usad imperdibles que ya luego le damos un aire respondon y asi como que tiene miga”. No hay miga. El aire respondón no recubre nada. Ése es el mensaje. Y políticamente, me parece más interesante que decir: “El sistema es malo, pero puedes salvarte si pones a resguardo del mercado tu yo interior”. (No digo que tú lo digas, lo comparo con el discurso de mucha izquierda).

  16. Hemos escrito a la vez, Pirolo. Creo que he respondido a tu cuestión sobre la intención, tienes razón.

  17. Lo admirable de los Pistols y lo que les rodeo en su momento era que continuaban con el “gran timo” y usaban toda la crítica que rezumaba para darse la razón a sí mismos.

    “Voy a ser todo lo que odiais, rezachais o sentís asco y voy a hacerlo grande porque vosotros sois la autentica basura”.

    Los Pistols y/o McLaren no se tomaban en serio a sí mismos (no así Rotten, que creo que tiene un ego bastante grande), al igual que tampoco tomaban en serio a nada que estuviera establecido, esta es la “conexión acidental” que supo ver McLaren con el situacionismo que venía a decir más o menos lo mismo.

    El Señor Reyego ha nombrado el Hip-Hop, bajo mi punto de vista la música de principios de los 80 , centrandonos en la “nueva ola”, fue lo suficientemente variada para que todos tengan algún grupo que se haya colado en el corazoncito.

    Si buscamos aburrimiento y “bobos solemnes” en el Rap podemos encontrar a millardos.

  18. reyego dijo:

    Joder, estamos todos pendientes machacando el F5 jejeje. Se me acumula tarea.
    Por partes:
    -Una discusión sobre punk en einbahnstrasse, Vicente el blog va viento en popa….
    -Utilizaba “payaso” de manera despectiva, por aclarar; entiendo lo que decís, mi problema es que no se distinguir y en este caso el aburrimiento estrictamente musical (cuestión de gustos vaya) que me produce Rotten es tal que me ciega en todo lo demás. Ojo, que tampoco ignoro la “cosa política”, pero es que de verdad que no la veo; for example, Cock Sparrer me parecen mucho mas provocadores e infinitamente mas interesantes y no se tatuaban svásticas en la frente ni enseñaban la chorra en TV.
    -Coincido con Vicente en los peligros del “remontarse en las raíces”, ¿era punk MC5? ¿era hip hop james Brown? ¿eran jevis Deep Purple? Ya sabéis por donde tiro. Pero en el caso concreto del punk y Sex Pistols resulta conveniente retomar esas raíces para demostrar que lo suyo, en realidad, no era tan novedoso.
    -Sobre el hip hop y el hardcore me refería mas a como estos 2 ejemplos si me parecen movimientos musicales surgidos en los 80 de verdadero interés, dejando de lado si ese es un estilo de música que nos va o no (lo que yo reconozco no poder hacer con Rotten).
    Pero vamos, no me meto en este jardín que nos vamos del tema.

  19. Pirolo dijo:

    ¡¡¡Caramba, cómo está dando de sí esta discusión!!! Bueno, a mí ya se me ha secado el cerebro (lo cual, en mi caso es bastante fácil). Un saludo a todos y gracias por la discusión.

  20. Bueno, en cuanto a Cock Sparrer…no, no se tatuaban esvásticas ni nada parecido, porque ellos estaba muy alejados de toda la locura situacionista que era el punk de nuevo cuño de McLaren.

    Los Sparrer no querían causar ningún impacto real sobre la masa, ellos eran la masa, eran como sus padres y abuelos, se mostraban orgullosos de serlo, eran la gente a los que los Pistols buscaban provocar, los Pistols buscaban sockear y vomitar sobre Gran Bretaña, los Sparrer AMAN el viejo imperio.

  21. En cuanto al Rap dejando de lado la música, has de reconocer que en Aragón se ha “institucionalizado”, se ha convertido en un montón de tiendas de ropa cara e individuos que se toman muy en serio a sí mismos, se creen intelectuales de la rima pero bajo mi punto de vista son….”bobos solemnes” que no dicen nada que realmente haga pensar ni removerse.

  22. reyego dijo:

    Si sólo se hubiera institucionalizado en Aragón…

  23. Pirolo dijo:

    La “institucionalización” de la moda suele pasar, lo mismo le pasó al punk.

  24. Cuando digo institucionalización me refiero a que en Zgz el Hip Hop se ha convertido en algo en lo que el Ayuntamiento ha de invertir varios millones de euros al año en eventos llenos de canis con mala baba que se dejan los cuartos con grupos deseosos de chupar tela por allí y por aquí, cuya única aspiración es hacerse famosos y llevar un buen buga al lado de una jamba espectacular mientras hacen rimas sobre lo dura que es la calle.

  25. Pirolo dijo:

    Comprendido, J. Cricket, entendi mal y contesté peor. Incluso el inconsciente se me anticipó al responder y hablar de “moda” cuando quería hablar de “movimiento” o “innovación” que LUEGO se convierte en “moda”. Es que como mencionaste lo de las tiendas de ropa cara me recordó a cuando las tiendas empezaron a vender ropa semejeante a la que llevaban los punks (y pantalones rotos a posta) porque sabían que se vendería; cuando los padres empezaron a cortar a sus hijos pequeños el pelo al estilo punk y hasta les pusieron un pendiente en la oreja porque quedaba muy chic. Pero reconozco que la institucionalización a la que te referías es mucho más asquerosa. Totalmente de acuerdo con la “institucionalización” de la que hablas con respecto al rap. En América todavía hay muchos que se preguntan como un “blanquito” como Eminem ha llegado a ser tan popular en el mundo del Rap.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: