Canción del lunes: Family.

Para celebrar este final de semestre, y animar un poco a tantos compañeros que están viviendo cambios de todo tipo (hijos, emeleis,  mudanzas, etc.), he pensado que esta semana podía poner algo de “buen rollo” (en el mejor sentido del término).

Hace unos años, mi amigo Emilio y un servidor hicimos a la vez la enciclopedia por fascículos “Los grandes del Rock”. Solíamos hablar  de los discos y de las entradas de los diferentes grupos que aparecían cada semana. De aquello nos quedó una fijación por esas bandas en cuyas fotos aparecían frases contundentes del tipo “Un grupo de gigantes que nunca llegó a triunfar”,  o cuyas trayectorias eran descritas como “erráticas” o adjetivos por el estilo. Normalmente eran grupos de los 70, formados por músicos tremendos pero que, por alguna razón (alcohol, cambios en la formación, poco atractivo físico, o todos los factores anteriores juntos), nunca lograron pasar de la segunda fila de bandas adscritas a un estilo u otro.

Family era una de esas bandas. Y no, no confundir con esos poperos de San Sebastián. Comandados por el gran Roger “Chappo” Chapman (un tipo con el aspecto físico de un Chris Peterson todavía más prematuramente calvo, pero con una voz única) y por el  guitarrista John Whitney, por sus filas pasaron Ric Grech (Blind Faith), John Wetton (King Crimson, Roxy Music, UK, etc.), John Weider (Animals) y otros muchos. Normalmente son encasillados en el rock progresivo, pero siempre, cómo no, detrás de los grandes nombres del género. A muchos de éstos hace tiempo que los he dejado de escuchar. Pero a Family siempre termino volviendo cada cierto tiempo. Supongo que su música podría definirse como una mezcla de rock, blues, folk y jazz. Es decir, de todo. Yo la describiría como “canciones de borrachos cariñosos tocadas por una banda de pueblo (borracha también)”. En fin, un grupo entrañable (por una vez, uso ese adjetivo sin ironía alguna).

family

Venga, ¿qué desalmado no les daría un abrazo a estos tipos?

Y aquí viene la canción del lunes en cuestión, “My Friend the Sun”, una de las canciones de “más buen rollo” que conozco.

Para adentrarse un poco mejor en el sonido Family, que he descrito  muy apresuradamente, pueden escucharse canciones como  “No Mule’s Fool” o “Good Friend of Mine”.

Chapman despliega su poderío en “The Weaver’s Answer”:

Y en “Holding the Compass”:

El vídeo es gracioso. La presentadora lo introduce explicando que Townsend, el batería, no pudo estar en la grabación por haber sido mordido por su perro (y tiene algunas dificultades para explicarlo: por un momento no queda claro quién mordió a quién). Un aparentemente despistado Poli Palmer (teclista) tuvo que coger la pandereta para sustituir a Townsend.

Más canciones: “Drowned in Wine”, “Spanish Tide”, “Between Blue and Me”, “Larf and Sing”, y un largo etcétera en los related videos.

Pasadlo bien, y felices vacaciones para todos.

2 comentarios
  1. yo tengo mis favoritas de Family, de tanto escucharlas en cassettes de mi viejo:
    “old songs new songs” donde hace esos lamentos becerriles entre violines country pero con atmósfera épica y solo final con wah-wah entre trompetas a lo Chicago Transit Authority; “the cat and the rat” que es un excelente rock n´roll con un sonido muy básico y la voz muy stacatta y “peace of mind”, donde hace coros una clon de Grace Slick, super psico-folk…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: