El leninismo, enfermedad senil del izquierdismo

El pasado viernes 21 de abril estuve por la Facultad de Filosofía y Letras. Había un acto, organizado por el grupo de estudiantes Eidos, sobre el conflicto Israel/Palestina. Intervenía, entre otros, un representante de la Embajada de Israel en España.

En la puerta de la facultad había un grupo bastante numeroso de estudiantes, concentrados en protesta por la presencia de dicho representante. Me parece bien, y comparto muchos de los argumentos que exponían acerca de las acciones del Estado israelí en el conflicto. Yo, por mi parte, quería asistir al acto, ya que creo que el debate estaba bien planteado, y podía resultar informativo. No siento especial simpatía por un representante del Estado de Israel, pero en fin, creo que merecía la pena ir allí y escuchar. Sus opiniones –o justificaciones, si se quiere- y las de los otros participantes (entre ellos, una arabista de origen palestino).

Según parece, los convocantes de la protesta habían decidido en asamblea los términos en que ésta se iba a realizar. Estos términos no incluían lo que finalmente se ha producido: la entrada en el Aula Magna de algunos de los manifestantes, con el fin de boicotear totalmente el acto.

La crítica al estado de Israel, y a sus representantes, me parece legítima, e incluso necesaria. Pero también me parece importante el respeto a los compañeros de facultad, a otros estudiantes que, como los miembros de Eidos, proponen e impulsan actividades que tienen como objetivo la discusión, el debate y el intercambio de ideas. Valores estos básicos para el conocimiento y en los que, visto lo visto, parece necesario insistir. Compañeros estudiantes que, dicho sea de paso, realizan dichas actividades sin afán de proselitismo, ni como búsqueda de afirmación del sentimiento de grupo.

Entre las personas que entraron en el Aula Magna pude ver a algunos miembros del SEI (Sindicato de Estudiantes de Izquierdas), algunos de los cuales vienen destacándose desde hace años por mostrar una actitud de autismo total ante la vida universitaria, y ante iniciativas de sus propios compañeros de facultad, a quienes ellos dicen defender y representar. Habría mucho que hablar sobre los sindicatos de estudiantes (al menos en la Facultad de Filosofía y Letras de Zaragoza), y del patético panorama institucional que hace que éste y otros sindicatos sean los únicos representantes de los estudiantes en los órganos de decisión de la Universidad. Por lo que respecta al SEI, personalmente sólo puedo decir que me parece un grupo sectario, que muestra repetidamente la actitud agresiva y fanática de quien busca más la cohesión sin fisuras entre los convencidos que el diálogo con otras personas y colectivos.

En este sentido, recuerdo que algunos de los convocantes de la protesta trataron de convencer a quienes entraron en el Aula Magna, diciéndoles que eso no era lo que habían decidido en la asamblea que realizó la convocatoria. A esta argumentación, algunos contestaron que no hacían más que ejercer su libertad, su libertad de boicotear (¿la libertad de los demás, dónde queda?), y que además ellos no habían asistido a aquella asamblea, ni habían votado aquella decisión. Alguno añadió además, que hacía lo que hacía “porque le salía de los huevos”. Sobran comentarios sobre el impresionante espíritu democrático y asambleario que muestran esas palabras.

El acto no pudo celebrarse, e imagino que esos miembros del SEI volverían a casa satisfechos, y muy orgullosos por habernos dado a otros estudiantes, una vez más, una lección de acción política radical.

Esto es lo que puedo contar respecto al acto. A continuación me gustaría compartir con vosotros una serie de reflexiones, más generales, que me surgieron a raiz de aquellos hechos. Soy consciente de que esto es tan sólo un suceso muy concreto, pero pensando en lo ocurrido el viernes, creo que cabe hacer un par de consideraciones, algo más generales, al respecto. Concretaré y personalizaré esas reflexiones en el SEI, de forma tal vez algo injusta, pero es el ejemplo que tengo más cercano del tipo de actitudes que quiero criticar. Creo, por otro lado, que esos comportamientos no son exclusivos del SEI. Vaya por delante que no pertenezco ningún grupo político. No lo digo con especial orgullo, o por dármelas de independiente. De hecho, he estado próximo a algún grupo, y mi deseo hubiese sido integrarme en uno. Si no lo he hecho es, en buena medida, precisamente por cosas como las que comentaré a continuación, que he podido ver y notar cuando me he acercado a algunos colectivos.

Ignoro cómo se desarrolló aquella asamblea sobre la protesta contra la presencia del representante del estado de Israel en la facultad, y las decisiones concretas y diferencias que en ella se produjeron. Intuyo –esto es una conjetura personal- que el SEI trató de conducir y manipular la protesta para dar un golpe de efecto. Cabría preguntarse a quién iba dirigido ese golpe. En mi opinión, a sus propios miembros, de nuevo como forma de cohesión del grupo, y como forma de tomar cierta autoridad para sus propios líderes. La situación del SEI no debe de ser muy buena si es que necesitan este tipo de patéticas maniobras.

Entre los términos habituales del SEI he podido escuchar la queja repetida de la falta de conciencia política de la gente. Puedo estar de acuerdo con ese análisis, si bien creo que el SEI, como muchos otros grupos políticos de izquierda, no parecen ir mucho más allá de esa constatación, y tampoco hacen demasiado por superar ese estado de cosas -actos como el del otro día, por otro lado, creo que no son el camino más adecuado-Para un grupo de naturaleza sectaria, tal constatación no sirve sino para reafirmar que es el grupo quien posee la razón. El resto son simplemente “la gente”: una masa indiferenciada sin conciencia, despolitizada, pasiva, ingenua, o cosas peores. Mientras tanto, se lanzan proclamas radicales y revolucionarias, olvidando un hecho obvio: las revoluciones se hacen con gente, a la que supongo hay que escuchar, y con la que resulta recomendable mezclarse, al menos de vez en cuando.

Por un lado, creo que estas actitudes demuestran la pervivencia de ciertos tópicos y concepciones de la lucha política absolutamente arcaicos. Por ahí va el titulo (paródico, como alguno habrá notado) que he puesto a este post. Dudo que los miembros del SEI sean conscientes de esto, pero en fin: lo que muestra su actitud no es sino la vieja concepción leninista del partido –o el grupo, o el sindicato- como vanguardia y único depositario de la lucha política. Tal concepción lleva a coartar –o a manipular, o a distorsionar- cualquier otro tipo de acción realizada por grupos o personas ajenos al colectivo en posesión de la verdad. Esa mentalidad es la que justifica el rechazo de la legitimidad de la asamblea (“yo no voté esa decisión”, “yo no estaba allí”, “hago esto porque me sale de los cojones”, etc). En el fondo, una concepción completamente autoritaria, escondida tras una supuesta espontaneidad no controlable por las decisiones de otros (es decir, de la asamblea).

Esta concepción –que como digo, debe de ser inconsciente, pero es palpable en muchas de las acciones que el SEI lleva a cabo- es acompañada por otro síntoma muy extendido en organizaciones de este tipo: la ritualización de la protesta. Por un prurito de radicalidad, se sobreestiman todo tipo de acciones concretas que sean de carácter contestatario y agresivo. Cualquier otro tipo de actividad, más pausada, más dialogante, es rechazada. Qué bonito y reconfortante es sentirse el más radical del barrio exhibiendo actitudes airadas, la santa ira de quien se halla en posesión de la verdad, frente a la pasividad de la “gente” o los escrúpulos “reformistas” de otros compañeros. Por fin alguien que hace algo, y ataca de verdad el estado de cosas, sin andarse con formalismos.

En fin, esta es una opinión personal, basada en lo que pude observar el viernes, y sumada, como decía, a una larga serie de cosas que han venido molestándome de las actitudes –y actuaciones- del SEI durante años. Si he concentrado muchas de estas reflexiones en ese sindicato es porque, como decía, ví a algunos de sus líderes entre esa gente el otro día. No sé cual es la postura oficial del SEI al respecto. Tampoco, repito, pertenezco a ningún grupo político, por lo que no hablo en representación de nadie, más que de mí mismo.

Creo que humildemente debía poner esto aquí como apoyo a la gente de Eidos, gente que está llevando a cabo algunas de las mejores iniciativas que se han hecho en mucho tiempo en la facultad. Por otro lado, repito, lo ocurrido me hizo pensar en problemas más generales, que creo que sería bueno discutir y analizar. A quien le interese, claro.

Feliz Primero de mayo.

Anuncios
44 comentarios
  1. Pues yo estoy muy de acuerdo con lo que dices. Ignoro si esta es la forma de actuar habitual del SEI o si pretenden dar un giro interesante y creer que hacen algo por el bien del mundo con estos métodos, pero la ética del piquete “informativo” y la de la panda de machotes con vigilancia mutua (para que no flojeen) tienen interesantes puntos en comùn. Malo sería que empecemos ahora aquí como en Cataluña, donde abunda tanto esto de taparle la boca por mis cojones a quien SEGUN EL ESTADO DE DERECHO, ojo, tiene perfecto derecho a hablar.

  2. kako dijo:

    muy bueno lo que espones en el articulo

  3. Vicente dijo:

    Ya. La verdad es que no sé si porque últimamente han aparecido bastante en los medios las “acciones” de grupos como las juventudes de ERC, pero este tipo de cosas se está convirtiendo en un deporte muy practicado.

    Ahora que lo pienso: ese aparecer en los medios de comunicación, ¿no significa, al fin y al cabo, aceptar que son estos los que construyen la realidad en que nos movemos? En el fondo es una actitud muy conformista, y desesperada, además.

    Por otro lado, ese tipo de protestas suelen fortalecer a quien están dirigidas. Desde un punto de vista táctico, es muy torpe. Pero eso no es lo peor, claro.

  4. reyego dijo:

    Estoy de acuerdo en todo lo que respecta al SEI; en realidad tampoco puede esperarse mucho de una organización que participa de esa burocracia que suponen los sindicatos y, sobre todo, los sindicatos estudiantiles. Y aun mas, cuando dependen de un partido politico (en este caso uno tan triste como IU).
    La “acción estudiantil” (si es que existe) se encuentra totalmente aborregada y subordinada a las oganizaciones estudiantiles dependientes de los partidos politicos que quieren garantizarse una “representación” en la Universidad (y también en Secundaria, aunque sean menos). El PP tiene a UDE, el PSOE/UGT tiene a EDU, IU al SEI, etc, etc.
    Cada uno intenta captar “simpatizantes” como bien puede, en este caso el SEI se disfraza de “radical”, a EDU le va un rollo mas soft, mas progre,….en fin.
    Por otro lado, en lo que respecta a la acción politica, creo que lo realmente necesario actualmente son acciones “mas directas”, estoy de acuerdo en que el boicot del SEI en este caso fue bastante patético, pero sí creo que acciones de este tipo pueden ser positivas, teniendo en cuenta a quien se boicotea, el porqué, etc; es decir, una acción directa pero meditada y razonada, y no solamente ponerse una camiseta del Che y gritar consignas caducas.
    Asi, en lo que respecta concretamente al boicot de conferencias, etc, creo que con determindas personas/partidos/asociaciones, etc no hay nada que discutir y unicamente cabe el boicot.
    Por ejemplo, hace semanas se boicoteó el acto que el partido fascista Movimiento Social Republicano pretendia llevar a cabo en Ciudad Real;hace un par de años aqui en Zaragoza se reventó un acto de Falange (si no recuerdo mal).
    Una frase que he leido por ahi: NOS CAGAMOS EN LA VÍA PACÍFICA AL SOCIALISMO, CAIGAMOS EN TODAS LAS PROVOCACIONES CAPITALISTAS, POR EL LINCHAMIENTO PÚBLICO DE TODOS LOS DIRIGENTES.

  5. Vicente dijo:

    La frase que citas al final tiene algo de consigna caduca, perdona que te diga. Personalmente no tengo ganas de linchar a nadie. A nadie.

    En general estoy en contra de protestas así. Sólo puedo entenderlo en contextos muy , muy concretos, y siempre atendiendo a varios factores: quién ha organizado el acto, cómo se ha planteado éste, etc. Me parece más adecuado protestar en la puerta, dejar constancia del desacuerdo.

    Después, marcharse y dejar que los que sean digan lo que quieran. O entrar al acto, y tratar de discutir con ellos, con argumentos, hasta sacarles los colores.

    Creo que eso sería una lección de democracia, entendiendo “democracia” en un sentido profundo, como ética personal, no la versión de la que “disfrutamos” habitualmente.

  6. Vicente dijo:

    Pero es más difícil que gritar, claro.

  7. reyego dijo:

    Esa es la diferencia supongo, yo si tengo ganas de linchar a alguna que otra persona.
    Y vuelvo a repetir lo mismo, lo de “discutir hasta sacar los colores” no me vale para según que casos, veo bastante tonto intentar discutir con Blas Piñar o Condoleezza Rice, por poner 2 ejemplos distintos (lo de distintos va con retranca).
    Como ya he dicho este tipo de “acciones directas” deben ser meditadas y consecuentes, pero sigo pensando que ahora mismo (en realidad ahora y siempre) es necesaria una acción mas radical
    “Dejar constancia del desacuerdo”, “lecciones de democracia”,… joder Vicente, hay que ser muy inocente para tragarse este tipo de cosas (que por cierto, me parecen mas caducas que la frase que he citado).

  8. Vicente dijo:

    Y una pregunta. bien, hablar con un facha no sirve, de acuerdo. ¿Gritarse con un facha sí? ¿A quien? ¿Al facha? ¿A la gente que asiste al intercambio de gritos facha-aguerrido izquierdista?¿Al aguerrido izquierdista?

    Cuando he dicho lo de más arriba, de lección de democracia etc, no lo decía porque pensase que puede servir para algo. Sé perfectamente que a un facha, por ejemplo, es imposible convencerle de nada. A lo que me refiero es a que no puedo admitir el uso de los mismos métodos que un fascista. Y muchas veces, comportamientos como el de esas “acciones directas” están peligrosamente cerca de eso. Y a mi eso, sinceramente, me da ganas de vomitar.

    Y lo siento, pero los principios en los que me baso para criticar la actuación del SEI me sirven para cualquier otro grupo. No basta con decir “Ya, es que los del SEI son unos capullos”.

  9. Lo siento, ya sabéis cuál pienso que es el problema principal: el grupo. Si un retrasado, vago, imbécil, ególatra, hedonista y cutrón no tiene amigos, es una pobre piltrafa asquerosa que, en el mejor de los casos, acaba viejo y subnormal viendo el jrumbol en una casa de las afueras.

    Ahora bien, rodéalo de sus iguales (lo cual es fácil porque hay una gran cantidad) y el lerdo tristón se vuelve molesto y hasta peligroso. La pertenencia a un grupo es la peste. Seguid mi consejo, evitadla.

    Y, por cierto, de la misma forma que yo no sé lo que es un rojo, no sé lo que es un facha. Si Vicente o reyego son rojos, yo sé que se puede hablar con ellos, si yo soy un facha, se puede hablar conmigo. Huyendo del patetismo de semejante etiqueta estúpida que solo se autocolocan los subnormales como nuestro presidente del gobierno, si estamos definiendo “facha” como “aquel que forma parte de un grupo de autoasumida ideología fascista”, entonces estoy de acuerdo en que no se puede hablar con él, ya que estamos en presencia de un puto mono venido a más. Ahora bien, si hacemos la definición análoga de “rojo”, obtenemos la misma mierda, lo que pasa es que, desde siempre, los segundos han tenido mejor prensa.

    Por último, os expongo mi forma de vida a ver si os vale. A mí me sudan la polla todas las ideologías políticas y religiosas, me dan asco todas las siglas, me repugnan los partidos políticos, me dan ganas de vomitar los sindicatos, las asociaciones y las plataformas, me mama el nardo la idea de país, de raza o de pueblo, me da igual la música que oigas y cómo te vistas, las tribus urbanas me producen todas igual desprecio y/o risa. Yo vivo mi vida como un individuo, como me sale de los cojones, y cambio de opinión radicalmente una vez por mes. Sólo lucharía contra tontos del calibre de los que mencionáis si tuviera dinero o poder, en mi situación actual necesitaría perder mucho tiempo y no se lo merecen. Por supuesto, si tuviera dinero o poder (y ganas), lucharía no para convencerlos democráticamente, porque son subhumanos, sino para aniquilarlos (sin violencia, por supuesto).

    Mientras tanto, paso de ellos. Ahora bien, si en algún momento me joden la vida unilateralmente, me saco licencia de armas.

  10. reyego dijo:

    Voy a las mismas acciones directas o indirectas que tú, Vicente, no me toques los cojones con esta clase de chorradas típicas y tópicas.
    En ningun momento he mencionado lo de gritarse con un facha, vuelvo a repetir que el dialogo/discusión (a gritos o susurros me da igual) no vale de nada, se trata de no dejarlos hablar, asi de simple.
    El “método democrático” no ha dado muchos resultados hasta ahora.

  11. Diego dijo:

    me mola lo de a edu le va un rollo más soft, mas progre… Si, es cierto eso de que EDU está vinculado a UGT y a PSOE, pero no son los líderes de UGT o PSOE los que dirigen esta organización, sino la gente jóven que está en los equipos de coordinación. si quereis algún día, os esplico como funciona, pero por favor, con un vino (que lo pongo yo) y buena música de fondo (que si quereis tb la pongo yo), que las conversaciones vía e-mails, me agotan un poco…

  12. reyego dijo:

    Pero hombre Diego, mete mas caña, que aqui en la internet hay que discutir calientamente.
    Siempre con cariño, que sabes que te i love you muchismo.

  13. reyego dijo:

    Ya imagino que Belloch no acude a las reuniones de EDU, pero el rollo que llevan es taaaan similar, que da que pensar.
    Y no me negarás que esa gente joven suele pertenercer al “partido madre”.

  14. Diego dijo:

    Sip, esa gente joven pertenecemos al juventudes socialistas casi todos, algunos incluso estamos afiliados al PSOE y a UGT, pero aquÍ la única madre que hay es el trabajo diario de todos y cada uno de los coordinadores de EDU. cuánto me gustaría poder tener más tiempo para dedicarselo a mis amigos, para que encima luego se lleven el mérito los de siempre cuando alguien dice que EDU está controlado por el PSOE. Cuando vea a Belloch salir a las 7:00 de la mañana en su coche para hacer una asamblea de estudiantes en Ainsa (por poner un ejemplo), entonces no me molestará que alguien diga que Belloch tiene algo que ver con esta organización, mientras tanto, seguiremos trabajando los mismos desde una perspectiva laica y progresista, similar a la del PSOE y UGT que también son organizaciones laicas y progresistas (pero no juveniles, por eso es un rollo tan similar). UN BESO A TODOS

  15. Fer dijo:

    En EDU-UGT sólo buscáis dinero y poder. En SEI imponer vuestro pensamiento. En el reciente creado Gaudeamus imponer el suyo.
    ¿Quién ha preguntado alguna vez a los estudiantes qué es lo que piensan? Porque la mayoría pasa de todos vosotros. Lo que importa a los estudiantes es que se defiendan sus derechos en relación con los exámenes, que haya becas, más y más cuantiosas, que la Universidad les dé más importancia y más oportunidad de opinar. Y vosotros nunca habéis luchado por cosas que os dan igual.
    Por cierto, en Filosofía y Letras el SEI hace poco más que molestar. Entre algún trepa, algún utópico y alguna que le gusta matricularse por poder figurar en las listas de su sindicato, lo tienen todo montado.
    Grupos como el que organizaron aquel debate son los que de verdad pueden dar algo de ánimo a la gente para hablar y expresarse, porque crean foros de opinión y pensamiento. Y no lo que hacéis los sindicatos, que queréis que nos comamos con patatas el vuestro y por eso aplastáis el pensamiento diferente. Como ocurrió aquel dia con el boicot. Y aplastar el pensamiento del otro tiene un nombre. Seguro que lo sabéis.
    Por cierto, a ver quien se anima a defender esto. ¿Sabéis que en la antigua universidad española, a los catedráticos también los votaban los alumnos?

  16. Vicente dijo:

    Estoy muy de acuerdo con lo que dices, Fer. De hecho, una razón por la que me decidí a poner el texto (aparte de, obviamente, apoyar a la gentes de Eidos por aquel suceso concreto), era animar, si esto era posible, un pequeño debate sobre la representación de los estudiantes en los órganos de decisión de la universidad.
    Intentaré ser breve: en mi opinión, la democracia en la universidad existe sólo a un nivel formal. Existen, es cierto, órganos de decisión, donde en principio los estudiantes están representados por los sindicatos de estudiantes. Sin embargo, existe una muy mala comunicación entre sindicatos y estudiantes, por diversas causas:
    1) falta de conciencia por parte de los estudiantes (argumento esgrimido habitualmente por los sindicatos, con mayor o menor razón y profundización en las causas de esa pasividad). Creo que es un hecho pero, como dije en el post, no parece que los sindicatos hagan demasiado por resolver el problema. Unos se encierran en sí mismos (SEI). Otros organizan fiestas (EDU).
    2)EL funcionamiento de representación en la universidad es, en pequeña escala, el mismo que el de las formas democráticas que funcionan en toda la sociedad. Así, igual que los partidos parecen escuchar a la gente sólo en periodo electoral, los sindicatos parecen actúar muchas veces sólo en aquellas “acciones” y ocasiones en que se puede llegar a mucha gente, o producir impresiones muy generales. La ayuda a UN estudiante, o a un grupo pequeño de estudiantes, no existe. Conozco gente a la que se ha puteado sistemáticamente con diferentes cuestiones docentes/burocráticas (qué próximos están ambos conceptos en la universidad española) que no han recibido ayuda alguna por parte de los sindicatos de su facultad. Total, para qué: un tipo solo por ahí con sus problemas.
    Como en ocurre a gran escala, entre los sindicatos se produce también un reparto de papeles: el grupo revolucionario para los más radicales; las fiestas para mucha gente con concepciones políticas difusas, etc.

    Por spuesto, esto es únicamente una opinión, fruto de impresiones y vivencias personales y como tales, sinceras, aunque también limitadas. No dudo que hay mucha otra gente que participa en sindicatos con la mejor voluntad. Gente como Diego, por ejemplo, quien me consta realiza su labor desde un compromiso sincero que respeto, aunque no comparta su visión de las cosas, y no para conseguir “dinero y poder”.

    En este sentido, no quiero hacer ningún ataque personal, sino plantear estas cuestiones acerca del estado de cosas en la universidad. Estamos aquí para hablar, vaya.

  17. reyego dijo:

    Antes de nada, espero que se valore mi post, mi puto ordenador patatero lo ha hecho desaparecer en 2 ocasiones, esta es la 3ª vez que lo escribo.

    Mi postura se resume en 2 cuestiones fundamentales:

    1)- Mi “opinión politica” sobre las asociaciones/sindicatos estudiantiles es que se han convertido (todos) en parte de la burocracia universitaria, y esto junto con la triste y patética “clase estudiantil” que somos, es lo que hace que la universidad este muerta (en cualquier sentido). En concreto, las organizaciones estudiantiles se han adaptado perfectamente al sistema de gobierno universitario, monopolizando (y anulando en la práctica) la capacidad de decisión de los alumnos (desde las juntas de facultad hasta el consejo social, en el que por cierto no hay representación estudiantil pero si empresarial). Al participar en este sistema de gobierno (que al igual que el democrático, siguiendo el razonamiento de Vicente, se basa en esa falsa y perversa idea de la representatividad) se consigue una “representación del alumnado” que en realidad no es tal. No conozco los datos, pero el procentaje de alumnos que votan creo que está entre patético e inexistente (¿en mi facultad, Derecho, no llegaba siquiera al 10%? no recuerdo).
    Un ejemplo, en el acta de la junta extraordinaria de 2/02/06 de mi facultad (podeis consultar el texto en su web) ante el anuncio de que mi decanazo se presentaba a la reelección, el acta recoge el siguiente texto:
    “Se abre un turno de intervenciones. Tomando la palabra el Dr. Bueso Guillén agradece al Decano y a su equipo la gestión llevada a cabo, en su opinión, muy provechosa; se felicita por la intención del Sr. Decano de presentarse a la reelección. El Dr. Martínez de Aguirre se suma a la opinión del Dr. Bueso; y añade que considera positivo que, estando ya en tramitación el POD, la segunda fase se lleve a cabo por el Decano electo, en plenitud de sus cometidos.”

    Desconozco si posteriormente se chuparon las pollas o se hizo un vino de honor; habia un único representante del alumnado (desconozco de qué grupo y si es que realmente habló pero no se recoge en el acta); mi decanazo ha tenido a bien denegar el adelanto de convocatoria a todos los que teniamos una sola asignatura del plan de estudios de 1953 en extinción, en contra del criterio del vicerrector de estudiantes (que por cierto fue el que contesto a mi escrito a pesar de haberlo enviado al decano, en fin).

    2)- Lo mas reseñable de la actividad de EDU en mi facul: torneo de guiñote, torneo de chapas, cicclo de cine “juridico” con Torrente, fiestas, y mas fiestas.
    Mis encuentros con la “actividad politica” en general (siempre en mi facul): recogida de firmas para encender el aire acondicionado antes de la fecha prevista (juro que esto es cierto); un miembro de UDE me solicita el voto de manera patética por que “si no ibas a votar que mas te da”; un miembro de EDU que no me ha dirigido la palabra en todo el puto curso, posteriormente me enteré de que me llamaban “el autista” (con toda la razón, eso si), me solicita el voto en plan colegueo el dia de las elecciones; 2 votaciones (aqui si intervenian gente de agrupaciones estudiantiles) para ver si se realiza “huelga”, por que ya se sabe que puede ser que el profe acuda y se nos joda el asunto y no cojamos los apuntes, asi que se solicita a los profesores que no vengan y asi se convierte la huelga en unas vacaciones.Como bien dice Vicente, esto tiene que ver con nuestras limitadas experiencias personales, y en mi caso con lo muchisimo que he odiado y odio mi facultad y todo lo que la rodea, espero que arda en napalm.

    Diegorl, ni se te ocurra sentirte aludido, ni creas que menospreciamos tu trabajo, que sabemos que te pegas palizas de cojones. Las discusiones politicas tienen que ser asi, a degüello.

  18. Fran dijo:

    Estoy muy de acuerdo con Vicente y con Fer. No quiero que este mensaje parezca de defensa ni propagande de ADEFYL, porque lo sería de algo que ya no existe. Así que en las próximas líneas, avisado queda el que siga leyendo: se trata de una autocrítica de una asociación de estudiantes en Junta, aunque otros lo llamen sindicato por costumbre.
    Bueno, de la andadura de adefyl, si alguien la quiere conocer, tiene para eso el blog que creé. De lo que voy a hablar es de mi experiencia personal en junta y órganos de gobierno, puesto que ya soy casi saliente y puedo hablar desde el otro lado.
    No pertenezco ni a SEI ni a EDU. Precisamente me metí en esto porque era uno de esos estudiantes que no se sentía representado, que opinaba lo mismo que ha dicho Fer y cosas peores. Así que un grupito nos tiramos a la piscina y nos salió bien. O mal, según se mire. Porque como es evidente todos conocéis a EDU y a SEI, pero no a ADEFYL. Y no me extraña, porque como asociación sindicato o lo que queráis, fuimos una patata.
    Vamos a ver. Dices Vicente que ” La ayuda a UN estudiante, o a un grupo pequeño de estudiantes, no existe. Conozco gente a la que se ha puteado sistemáticamente con diferentes cuestiones docentes/burocráticas (qué próximos están ambos conceptos en la universidad española) que no han recibido ayuda alguna por parte de los sindicatos de su facultad. Total, para qué: un tipo solo por ahí con sus problemas.”.
    Siento corregirte, aunque es lógico que no lo sepas. Yo sí que lo hice. Desde ADEFYL, con lo poco que hicimos, cuando hicimos algo, la vocación de algunos de nosotros era ayudar, escuchar a la gente y que fuesen los alumnos los que, a través de nosotros, pudiesen hablar en Junta. Por eso a veces ha habido comentarios que no han gustado. Porque lo que yo decía era lo que me decía la gente que conocía y con la que hablaba de los problemas de la facultad. Los temas de quejas, a la página web os remito. Pero por ejemplo, un caso particular. Me llegó un e-mail de un chico al buzón de correo, casualmente un buen amigo, que me decía que tenía problemas con el tema de la matrícula en febrero. Realmente yo no sabía porqué era, pero me informé e informé de lo que pude a este chico. Eso sí, facilitar las cosas tiene un límite. Y es que todos estamos en este lado de la ventanilla, y si al que está al otro lado no le da la gana de explicarte el porqué concreto de cada problema burocrático, sólo queda un consejo: armarse de paciencia y volver otro día a que te toque otro, que los hay muy majos. Bueno, pues también llevé el tema a Junta y se nos dio la explicación oportuna. Te diré que nuestra queja acerca del hecho de que en FyL no pudiese uno matricularse en Febrero por tener nuestra facultad 3ª convocatoria, se hizo efectiva. Te diré que justo al curso siguiente, este en el que estamos, eso ya ha cambiado y ahora sí que es posible. Pero también te diré que no creo que nuestra queja tenga nada que ver, porque me parece que la decisión fue del Claustro.
    Y es que el primer año como miembro de la política de Facultad fue muy bonito, muy intenso y muy aleccionador. Pero también muy decepcionante, muy ingrato a veces y muy falto de apoyos. Fuera de las disensiones internas, que en este tiempo han sido varias y normales, ha habido cosas que nos han decepcionado mucho. Nuestra ambición era también cultural. Pero cuando conseguimos que los carteles con citas del Quijote estuviesen por toda la Facultad (por cierto, que en el Hall no nos dejaron ni bedeles ni Decano por proteger esa hermoso espacio estético), a las dos semanas desaparecieron sin explicación. De hecho, no sabemos que ha sido de esos carteles. Esperemos que estén a buen recaudo y que puedan volver a ser expuestos algún día, porque le costaron su dinero a la Universidad de Zaragoza.
    Podría contarte mil experiencias. Podría acusar al EDU y al SEI de no acudir a las Juntas más que para defender sus propios intereses. De hecho, podría confirmaros que no van. Pero si esto se dice, también hay que contar la verdad de lo que hacemos nosotros, que es que hemos caído en lo mismo que ellos. Tampoco vamos. El anterior, íbamos. Estábamos en todas. Hablábamos en todas. Personalmente creo que tendría que haber un turno de palabra de los estudiantes para exponer problemas, plantear cuestiones de organización y sugerencias, que no fuese el espacio del turno de ruegos y preguntas. Pero no. Este curso, con 3 personas de Erasmus, una que se pasó a otra organización (de color político, por cierto, y nosotros teníamos claro que no queríamos colores), otra que ya se licenció, sólo quedábamos unos pocos. Alguno desconectado, y los demás con numerosas cuestiones personales, laborales y en último año de carrera, nos hemos visto totalmente incapaces de seguir con la asociación de estudiantes que era ADEFYL. Tampoco se sumaba nadie porque no teníamos tiempo de difundirla. Todos sabemos que el nivel de implicación de uno mismo en estas cosas puede quitarte mucho tiempo y absorberte mucho, y de ti depende si crees que te está mereciendo la pena. Vicente lo sabe por esa gran revista no muy conocida todavía. Así que tal como nació, ya casi no queda nada. Y este año, es justo decirlo, no hemos cumplido con lo que deberíamos. Por ello, creo que les debemos una disculpa a nuestros compañeros, y no me refiero a los que nos votaron. Eso sería hacer política, y espero no volver a ella. Me refiero a todos los de Filosofía y Letras porque desde nuestro puesto no se podía hacer mucho, pero algo se hacía.
    Así que, Vicente, tras esta larga parrafada, sólo decirte que sí, que en Filosofía y Letras ha habido un tímido, honrado y honroso intento de democracia y rebeldía frente a los grandes sindicatos y la rigidez burocrática. Pero tristemente no ha podido dar más de sí. Dejémoslo en un sincero: “Lo intentamos, chavales”.
    Respecto a la política universitaria y el suceso en concreto, quien lo pruebe, sabrá lo inútil que es a veces abrir la boca en algunos foros universitarios. Pero es lo único que tenemos y la mejor manera de avanzar sin pisar, sin taparle la boca y sin callar a nadie. Quien crea que puede impedir un debate y el libre uso de la palabra por tener unas determinadas características, nacionalidad, raíces, ideología, etc. no merece decir que forma parte de Filosofía y Letras. Sin embargo, Filosofía y Letras jamás les callará a ellos, porque ese es precisamente el espíritu que ellos no han conseguido aprender en la Universidad: el ejercicio de la crítica, la libertad y el respeto al otro.

  19. Vicente dijo:

    Gracias Fran. La verdad es que está muy bien disponer de un “testimonio” directo de esos funcionamientos de los que venimos hablando aquí estos días.

  20. einbahnstrasse

    […] post anterior. Han tenido la amabilidad de pasármelo y aquí está.

    El manifiesto ha sido publicado mediante carteles por los pasillos de la facultad. Ya el mismo viernes, parece ser que algunos habían desaparecido. Bravo. Por la libertad […]

  21. La verdad es que es bastánte triste leer aquí opiniones como que “habría que volar la facultad con napalm” o “linchar a tal o cual” o “no dejar hablar a tal o cual”. Eso son opiniones fascistas, o bien de una persona que no se explica bien pues no es posible distinguir cuándo habla figurativamente y cuándo literalmente. ¿Aceptaría reyego que le aplicasen la misma medicina, es decir que lo linchase quien le cayese gordo, o que le reventaran una conferencia organizada por su grupo. Pues eso. Pajas y vigas. Qué bonito, fachas son siempre los demás, yo puedo reventar pero ellos no… demasiado de eso oímos por parte de demasiados iluminados, por desgracia.

  22. reyego dijo:

    Bastante más triste es la “vida universitaria” y casi todo lo que mora en ella. Cuando hablo de napalm, parece claro que hablo figuradamente. Teniendo en cuenta todo lo que digo en lo que he posteado, creo que queda claro que hay mucho de mi vivencia personal en esa manera de expresarme, que por lo visto, lleva a error.
    Cuando hablo de linchar a según que personas, me refiero literalmente a linchar a según que personas. ¿En quien estoy pensando? Aprovechando la noche temática de ayer sábado, en Fidel Castro, o en Pinochet, etc., etc. Soy así de fascista, que le voy a hacer, deseo la muerte de todos los dictadores.
    Creía haber explicado con qué tipos de personas/asociaciones no tengo nada que discutir y no creo que haya que dejarles hablar, así como ya he explicado que deben ser acciones MEDITADAS Y RAZONADAS. Si José Ángel puede explicarme cómo razonar con Blas Piñar o Ynestrillas…… y ya de paso que me explique que tipo de discusión gustaría de mantener con esta gentuza o de qué manera se puede intentar “razonar”. Parece obvio (no creo que mi razonamiento sea muy difícil de seguir) que se trata de acciones extremas que deberían llevarse a cabo en situaciones extremas o ante “opciones” extremas.
    Y por cierto, José Ángel, a mi ya me aplican la misma medicina (si bien a día de hoy YO NO he linchado/saboteado a nadie); de todas maneras, la próxima vez que un seguidor de los anteriores me llame judío de mierda, o me encorra para abrirme la cabeza con una cadena por que llevo el pelo largo, te pego un toque, José Ángel, e intentas razonar con ellos.
    Yo no soy ningún iluminado, solo estoy hasta los cojones de tener que andar con mil ojos por la calle, cuando no he tenido una pelea en mi vida; es que sinceramente, creo que no me merezco las amenazas, los insultos, las carreras y el tener que controlar como coño me visto para que un tipo de esos a los que tengo que dejar propagar su mierda no me pegue una paliza, y encima no tengo derecho a quejarme por que nunca me han pegado.
    Creo haber dejado claro hacia quienes dirijo mi “odio político”, y no es contra todo aquel que no piensa como yo.
    Ni soy tolerante, ni demócrata, eso si, en el plano teórico, porque en el práctico todavía no he llevado a cabo ninguna acción directa, ni se me ocurre pegar al primero que veo que lleva una svástica, una pequeña diferencia entre “los fascistas” y yo.

  23. Pues si por “acción directa” entiendes lo que se suele entender, o sea, atropellar los derechos de los demás, mejor sigue así y continúa ejerciendo de demócrata a efectos prácticos. Estamos hablando del derecho a la libertad de expresión dentro de los límites legales, y sin que éstos límites sean atropellados por inspiración personal de quien sea: ni autoridades ni espontáneos. Con Blas Piñar o Ynestrillas no tengo yo mucho de qué hablar, la verdad, o sea que si organizan un mítin legal pasaré de acercarme por allí. Ahora bien, tampoco me parece de recibo que se les reviente. Pero no por gusto personal mío, sino por que es lo que dice la ley. Sin ley no hay justicia, eso parece bastante obvio. Con ley, puede o no haberla. Por eso te he dicho lo que te he dicho, reyego. No tengo el gusto (¡espero que sea gusto!) de conocerte, así que no sé si es cierto que no eres un fascista. Ahora bien, tu discurso sí era el de un fascista, pues fascismo (en sentido amplio del término) son esas llamadas a la “acción directa” en un estado de derecho –y repito que entiendo por acción directa lo que creo que significa en román paladino: el tomarse la justicia por su mano o someter a violencia o coacción las personas o bienes de quien nos hinche las narices. Más matizado queda con lo que dices a continuación, claro, y como te habrás supuesto ya he detectado el elemento de énfasis y cabreo que había en tu discurso. Sólo quería subrayar algunos elementos que en él me han parecido preocupantes o confusos (o con los que disiento, sin más). Ah, y si te persigue una panda de fachas para zurrarte, me puedes llamar tranquilamente; correremos en dos direcciones distintas para que dividan fuerzas y así nos pegarán menos cuando nos pillen.

  24. reyego dijo:

    Cuando hablo de la necesidad de una acción mas directa y mas radical, estoy hablando en un sentido muchisimo más amplio que el mero uso de la violencia, o mas concretamente, que el hecho de realizar acciones “fisicas”. Lo que quiero expresar es que la acción política (y voy a usar bastante lenguaje “anticuado”) necesita de una fuerte dosis de elemento revolucionario, entendiendo como tal la necesidad de romper las reglas de juego actuales. Y digo romper, porque considero que la simple transición, implica un posicionamiento politico dentro del sistema, lo que conlleva un acatamiento de las reglas de juego, y aqui está el quid de la cuestión, siendo éstas las que a la postre imposibilitan el desarrollo de cualquier opción contraria al sistema capitalista-democrático.
    Amen de que en el caso español, la creación del mismo (La transición) fue repugnante y claudicante, permitiendo la continuidad de los dictadores e imponiendose el regimen que el dicatador tenia previsto (entre otras muchas cosas).
    El término acción directa implica muchos “usos”, desde acciones globales como la huelga general (las de verdad, no las que hacen los “sindicatos”), la objeción fiscal, la desobediencia civil, la okupación, hasta acciones mas concretas como el reventar actos de partidos neonazis, o el acoso que los generales de la dictadura argentina reciben en sus hogares (¿de verdad esto último puede parecerle mal a alguien?), y asi miles de ejemplos.
    El problema está en que yo no creo en el estado de derecho, como ya he dicho, no creo en el sistema democrático, basado en un idea de falsa representatividad, en un capitalismo feroz, en una anulación en la práctica de toda acción política que no este supeditada a los partidos y sindicatos, que impide la participación en la toma de decisiones, etc, etc. Por lo tanto, comprenderás José Angel , que no me trague lo de “Sin ley no hay justicia”, principalmente por que asi, sin pensar demasiado, me vienen a la cabeza un par de ismos (bastante fundamentados) que no necesitan de la ley para crear (y estoy hablando de teoria politica y no de historia) una sociedad mas justa.
    Vuelvo a repetir que ese tipo de acciones mas concretas no son contra “quien me hinche las narices”, no se trata ni mucho menos de actuar contra todo el que no piensecomo yo, en este caso concreto van dirigidas contra un “peligro/enemigo politico” (llamalo como quieras) como son las organizaciones fascistas o nazis (en su estricto sentido, no cuando llamamos “facha” al obispo de turno).
    Creo que el fascismo/nazismo debe ser eliminado completamente, y para ello es necesario combatirlo de una manera muy activa; es necesario deshabilitar cualquier tipo de espacio (fisico o politico) del que puedan hacer uso, no puede uno limitarse a “no hacerles caso” o combatirles “con todas las armas del estado de derecho”, no funciona (y me remito a todo lo que ha pasado aqui en Zaragoza ultimamente).
    No me parece insano odiar el fascismo, me parece lo lógico, “lo natural” si se quiere, es una ideologia repugnante “per se” y que conlleva gravisimas consecuencias en la “vida real”. El estado de derecho (a través de su delegado del gobierno en Aragón, en este caso) considera que no hay que preocuparse, que se trata de (hablando de las últimas palizas) “grupos de amigos con una cierta ideología que se juntan para emborracharse”.
    Minimizar el peligro que supone esta calaña hace luego que Le Pen, Haider y demás consigan un hueco en el “estado de derecho” y gobiernen tu Ayuntamiento.
    Los derechos de Ynestrillas me la sudan, si un fascista quire mi respeto lo tiene facil: que deje de serlo.
    Sinceramente, creo que el unico fascista bueno es el muerto.
    Y vuelvo a repetir, si pudiera dar una paliza a Fidel/Augusto/Videla/Blas/Etc, lo haría sin dudarlo, por mis vivencias personales y por convicción politica.

  25. reyego dijo:

    Vicente, deletea el post anterior, el correcto es este:

    Cuando hablo de la necesidad de una acción mas directa y mas radical, estoy hablando en un sentido muchisimo más amplio que el mero uso de la violencia, o mas concretamente, que el hecho de realizar acciones “fisicas”. Lo que quiero expresar es que la acción política (y voy a usar bastante lenguaje “anticuado”) necesita de una fuerte dosis de elemento revolucionario, entendiendo como tal la necesidad de romper las reglas de juego actuales. Y digo romper, porque considero que la simple transición, implica un posicionamiento politico dentro del sistema, lo que conlleva un acatamiento de las reglas de juego, y aqui está el quid de la cuestión, siendo éstas las que a la postre imposibilitan el desarrollo de cualquier opción contraria al sistema capitalista-democrático.
    El término acción directa implica muchos “usos”, desde acciones globales como la huelga general (las de verdad, no las que hacen los “sindicatos”), la objeción fiscal, la desobediencia civil, la okupación, hasta acciones mas concretas como el reventar actos de partidos neonazis, o el acoso que los generales de la dictadura argentina reciben en sus hogares (¿de verdad esto último puede parecerle mal a alguien?), y asi miles de ejemplos.
    El problema está en que yo no creo en el estado de derecho, como ya he dicho, no creo en el sistema democrático, basado en un idea de falsa representatividad, en un capitalismo feroz, en una anulación en la práctica de toda acción política que no este supeditada a los partidos y sindicatos, que impide la participación en la toma de decisiones, etc, etc.Amen de que en el caso español, la creación del mismo (La transición) fue repugnante y claudicante, permitiendo la continuidad de los dictadores e imponiendose el regimen que el dicatador tenia previsto (entre otras muchas cosas).
    Por lo tanto, comprenderás José Angel , que no me trague lo de “Sin ley no hay justicia”, principalmente por que asi, sin pensar demasiado, me vienen a la cabeza un par de ismos (bastante fundamentados) que no necesitan de la ley para crear (y estoy hablando de teoria politica y no de historia) una sociedad mas justa.
    Vuelvo a repetir que ese tipo de acciones mas concretas no son contra “quien me hinche las narices”, no se trata ni mucho menos de actuar contra todo el que no piensecomo yo, en este caso concreto van dirigidas contra un “peligro/enemigo politico” (llamalo como quieras) como son las organizaciones fascistas o nazis (en su estricto sentido, no cuando llamamos “facha” al obispo de turno).
    Creo que el fascismo/nazismo debe ser eliminado completamente, y para ello es necesario combatirlo de una manera muy activa; es necesario deshabilitar cualquier tipo de espacio (fisico o politico) del que puedan hacer uso, no puede uno limitarse a “no hacerles caso” o combatirles “con todas las armas del estado de derecho”, no funciona (y me remito a todo lo que ha pasado aqui en Zaragoza ultimamente).
    No me parece insano odiar el fascismo, me parece lo lógico, “lo natural” si se quiere, es una ideologia repugnante “per se” y que conlleva gravisimas consecuencias en la “vida real”. El estado de derecho (a través de su delegado del gobierno en Aragón, en este caso) considera que no hay que preocuparse, que se trata de (hablando de las últimas palizas) “grupos de amigos con una cierta ideología que se juntan para emborracharse”.
    Minimizar el peligro que supone esta calaña hace luego que Le Pen, Haider y demás consigan un hueco en el “estado de derecho” y gobiernen tu Ayuntamiento.
    Los derechos de Ynestrillas me la sudan, si un fascista quire mi respeto lo tiene facil: que deje de serlo.
    Sinceramente, creo que el unico fascista bueno es el muerto.
    Y vuelvo a repetir, si pudiera dar una paliza a Fidel/Augusto/Videla/Blas/Etc, lo haría sin dudarlo, por mis vivencias personales y por convicción politica.

  26. Vale, vale, ya veo que eres un convencido. Y que no eres demócrata, ni respetas la ley. Pues allá tú con tus principios. Malamente podrás quejarte a nadie si te aplican la misma medicina, entonces…

  27. reyego dijo:

    Esta es buena, asi que la democracia es el unico “buen sistema”,…, en fin, con esos argumentos de peso que has utilizado me has convencido y el año que viene votaré en las autonómicas.

    He intentado explicarme lo mejor que he podido, creia que estabamos debatiendo, no soy ningún convencido, pero mis opiniones politicas van un poco mas alla de elegir entre Rajoy y ZP.
    Tus argumentos en favor de la “democracia” han sido llamarme fascista, igualar malintencionadamente todo lo que he defendido a “violencia”, y acabar con un dogma de fe bastante inocente “Sin ley no hay justicia y larga vida al estado de derecho” ¿Por qué? Por que si.

    Alla tú también con tus principios, lavarse las manos cada 4 años es muy comodo intelectualmente, asi no tienes que pensar.

  28. JoseAngel dijo:

    Cito: “es necesario deshabilitar cualquier tipo de espacio (fisico o politico) del que puedan hacer uso, no puede uno limitarse a “no hacerles caso” o combatirles “con todas las armas del estado de derecho”, no funciona (y me remito a todo lo que ha pasado aqui en Zaragoza ultimamente)”.

    Creía que identificar eso que has dicho con un uso de la violencia no era malintencionado, sino atenerme a la letra. Pero ya veo que no entiendo nada. ¿Cómo quieres reventar mítines de alguien sin emplear la violencia? Si son mítines legales. Pregunto.

  29. reyego dijo:

    Ahora me cito yo:
    “El término acción directa implica muchos “usos”, desde acciones globales como la huelga general (las de verdad, no las que hacen los “sindicatos”), la objeción fiscal, la desobediencia civil, la okupación, hasta acciones mas concretas como el reventar actos de partidos neonazis, o el acoso que los generales de la dictadura argentina reciben en sus hogares (¿de verdad esto último puede parecerle mal a alguien?), y asi miles de ejemplos.”
    Subrayas el extremo para identificar a todo el conjunto de ideas que he planteado.
    Unos ejemplos de como reventar un mitin:
    La ultima charla de un partido fascista en Ciudad Real fue reventada sin el uso de la violencia, se organizó una concentración (armaban mucho “ruido” eso si) y el Hotel donde se organizaba el acto decidió terminar con la charla. De la misma manera se pretende actuar con la presentación que Ynestrillas quiere llevar a cabo de uno de sus panfletos, se ha comenzado una campaña de mails al hotel donde se organiza el acto para avisar de qué tipo de acto se va a realizar y la intención de realizar una concentración en la puerta si se lleva a cabo.

    Pero si, confirmo tus sospechas, si un nazi se come una paliza me alegro, soy malisimo.

    Ahora pregunto yo:¿qué se debe hacer (si es que crees que se dbe hacer algo) respecto a los grupos nazis/fascistas?
    Por cierto, la distinción legal-ilegal me da igual, el partido nazi era legal en Alemania.

  30. Pues no te debería dar igual la distinción legal-ilegal, precisamente porque el partido nazi era legal en Alemania y ahora no lo es. Lo que se puede hacer es que lo ilegalice la mayoría parlamentaria, si lo estima conveniente. No ilegalizarlo tú por tu cuenta, porque las leyes no las haces tú, amigo…

  31. reyego dijo:

    Sigues sin responder a mi pregunta, ¿y entonces qué hacemos? ¿o no hay que hacer nada? Por que como ya expuse “la mayoria parlamentaria” no está por la labor.
    No necesito ilegalizar a un partido nazi para saber que es malo.
    Un detallico, el partido nazi es ahora ilegal si, pero creo que en ese periodo entre la legalidad y la ilegalidad me suena que montaron algún follon ¿no?¿Esperamos a que “los nuevos” monten otro?
    Precisamente a eso me refería cuando hablas de esperar a que “la mayoría parlamentaria” haga algo, es una buena muestra de como funciona el sistema democrático-capitalista, voto y me olvido, ya se ocuparan los politicos, en fin…

  32. reyego dijo:

    Por cierto, en una cosa tienes razón, las leyes no las hago yo, ni tú, ni Vicente, ni nos dejan participar de manera efectiva en el proceso de toma de decisiones.

  33. Pues a quien te intente partir las narices, ponerle una denuncia. Partiéndoselas tú antes, si es posible, pero sin olvidarte de la denuncia. Entre otras cosas porque si no te la pondrá él a tí. Y las leyes claro que las haces tú, en proporción infinitesimal: uno entre cuarenta millones. Comprendo que te parezca poco, dado tu nick. Pero es lo que hay, matemática (y democráticamente) hablando. Si quieres aumentar tu proporción de influencia en la polis, pues haz lo que haces: protesta, denuncia, etc. O mejor métete en política, claro que tendrás que hacer concesiones a la línea del partido, es lo que tiene no estar solo en el mundo.

  34. reyego dijo:

    Vale pues, espero a que me partan la cara y denuncio, ¿y mientras? Les dejamos hacer ¿no? que estan “legalizados”.
    Y en lo de la democracia me has pillado, has resumido de manera perfecta lo que de verdad se esconde tras todo lo que he expuesto: es que me hacen poco caso.
    Edito mi última frase a ver si asi me explico un poco mejor:
    “Por cierto, en una cosa tienes razón, las leyes no las hago yo, ni tú, ni Vicente, NI NADIE, NI NOS DEJAN PARTICIPAR DE MANERA EFECTIVA EN EL PROCESO DE TOMA DE DECISIONES.”

  35. reyego dijo:

    Leido por ahi, a ver si de una vez me explico:

    Amabilismo: tendencia más o menos codificada socialmente, de afrontar la realidad en términos dependientes de si los otros se comportan cordialmente; tiranía del decoro que impide pensar o actuar por unx mismx; modo de interacción basado en la ausencia de juicio crítico o autonomía.

    Todos preferimos lo amistoso, sincero, agradable, amable. Pero en un mundo miserable de crisis dominante y real, que debería provocar que reexaminasemos todo radicalmente, lo amable puede ser lo falso.

    La cara de la dominación es frecuentemente sonriente, culturizada. Auschwitz vuelve a la memoria, con sus gestores que disfrutaban de sus Goethe y Mozart. De forma similar, no fueron monstruos con aspecto demoníaco los que construyeron la bomba A, sino amables intelectuales liberales. De la misma manera, considerando a aquellos que están computerizando la vida y aquellos que de otras maneras son los principales participantes de este orden podrido, tal como el amable-hombre-de-negocios (por cuenta propia o ajena) que es la columna vertebral de una existencia cruel de trabaja-y-compra ocultando sus verdaderos horrores.

    En casos de amabilismo se incluyen los pacifistas, cuya ética de la amabilidad les coloca -una y otra vez- en estúpidas, ritualizadas situaciones de no-ganar, esos de Earth First [organización anarco-ecologista que realiza acciones “no-violentas”], que rechazan enfrentarse a la tan aprensible ideología en lo alto de “su” organización, y “Fifth Estate” [publicación anarquista noteamericana], cuyas importantes contribuciones ahora parece corren peligro de ser eclipsadas por el liberalismo. […]

    Lo amable como el perfecto enemigo del pensamiento táctico o analítico: sé tratable, no dejes que tener ideas radicales provoque olas en tu comportamiento personal. Acepta los métodos pre-fabricados y los límites de la estrangulación diaria. Diferencia arriesgada, la respuesta condicionada a “jugar dentro de las reglas” -las reglas de la autoridad-, esta es la verdadera quientacolumna, la que tenemos dentro.

    En el contexto de una vida social atacada que exige lo drástico como una respuesta mínima hacia la salud, el amabilismo se vuelve más y más infantil, conformista y peligroso. No puede conceder alegría, sólo más rutina y aislamiento. El placer de la autenticidad existe sólo contra la raíz de la sociedad. El amabilismo nos mantiene a todos en nuestros puestos, reproduciendo confusamente todo lo que supuestamente aborrecemos. Dejemos de ser amables hacia esta pesadilla y hacia todos los que nos podrían mantener en ella.

  36. “una existencia cruel de trabaja y compra….” jeje… pues no trabajes, y no compres. Sé coherente. Vete al monte. Amablemente te lo digo.

  37. Y pesadillas… bueno. Para pesadillas vete a – pues eso, a Auschwitz, al Gulag, a los Hutus, etc. Allí no compraban. Eso sí, el trabajo era sucio. Pesadillas, pschá…

  38. reyego dijo:

    Se me olvidaba, que la “gente normal” vivimos de puta madre, si es que el mundo es jauja y no me entero, ¿pesadillas? Eso para los “otros”.

  39. reyego dijo:

    Y si no me gusta, pues me voy, buen razonamiento.

  40. No sé cómo vives, pero si crees que en Occidente no vive la gente (“normalmente”) de puta madre, seguramente no tienes ni idea de lo que es una pesadilla.

  41. reyego dijo:

    Obviamente, si comparamos “Occidente” con Somalia (por ejemplo) pues si, es verdad, aqui “normalmente” se vive mejor en terminos generales (bueno si no eres inmigrante, gitano, preso, pobre, etc pero son “pocos” ¿verdad? tampoco hay que preocuparse). Y ademas una mayoria vive bien (tiene coche, casa y tele), la que me preocupa es esa amplia minoría que no.

    De la misma manera que aqui se “vive mejor” el nivel de nuestras “exigencias” (por decirlo de alguna manera) es mayor que el de Somalia. Y me explico, en Somalia lo más que Ibrahim puede pretender exigir es sobrevivir, aqui podemos (y debemos) exigir algo mas.
    Cuando el texto habla de “pesadilla” lo hace en terminos generales, y también como recurso “literario” (como cuando hablaba de bombardear mi facultad con napalm); y respecto a lo de “trabajar y comprar”, que quieres que te diga, aspiro a algo mas que dedicar mi vida a trabajar, comer y dormir. El autor del texto también.

    Si a ti te parece que el mundo va bien como va, y aun mas, que occidente contribuye a ello,…buffff.

  42. Fer dijo:

    Citando a Reyego: “pues si, es verdad, aqui “normalmente” se vive mejor en terminos generales (bueno si no eres inmigrante, gitano, preso, pobre, etc pero son “pocos” ¿verdad? tampoco hay que preocuparse). ”
    sssst! Que aquí en Ejpaña los presos sí que viven de puta madre, que pueden tener hasta tele en su celda. Y si están presos es que algo habrán hecho para estarlo, digo yo. Porque a los fachas esos, ¿dónde los quieres meter pues? Porque si no es a la cárcel…
    Te digo que en este país quien se dedica a la lucha obrera es porque puede, porque el que no puede es el que se está matando a trabajar para medrar, para sacar cuatro perras y encima es tan tonto que no defrauda a Hacienda. Porque en este asqueroso país dondo todos somos tan cainistas y rastreros tienen becas los hijos de los que más defraudan. Y te lo digo porque sé de lo que hablo, y hablo desde el rencor más absoluto a quien se aprovecha así del sistema. No porque engañe al sistema, que no me parece mal (también nos engañan a nosotros continuamente), sino porque además roba las oportunidades de otros que realmente no tienen.

  43. reyego dijo:

    Pues nada Fer, que tienes razón, que me has convencido y me voy a pillar una beca “carcelaria” de esas, comida y cama gratis, y ¡hala! a tocarte los huevos las 24 horas del dia. Pero si vamos a empezar otro debate sobre el sistema penitenciario/carcelario mejor lo dejamos para otro post.
    Sobre lo de la lucha obrera esoy mas o menos de acuerdo, en lo que respecta a los sindicatos institucionalizados, liberados y demás. Aunque también hay gente que participa de la lucha obrera y se mata a trabajar.

  44. Mi “de puta madre” también era una figura literaria. Aunque también habrá quien viva de puta madre, literalmente. No es aconsejable, sin embargo, literalizar las figuras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: