The Night Watch

The Night Watch

Shine, shine, the light of good works shine
The watch before the city gates depicted in their prime
That golden light all grimy now
Three hundred years have passed
The worthy Captain and his squad of troopers standing fast

The artist knew their faces well
The husbands of his lady friends
His creditors and councillors
In armour bright, the merchant men

Official moments of the guild
In poses keen from bygone days
The city fathers frozen there
Upon the canvas dark with age

The smell of paint, a flask of wine
And turn those faces all to me
The blunderbuss and halberd-shaft
And Dutch respectability

They make their entrance one by one
Defenders of that way of life
The redbrick home, the bourgeoisie
Guitar lessons for the wife

So many years we suffered here
Our country racked with Spanish wars
Now comes a chance to find ourselves
And quiet reigns behind our doors
We think about posterity again

And so the pride of little men
The burghers good and true
Still living through the painter’s hand
Request you all to understand

La guardia nocturna

Brilla, brilla, la luz de las buenas obras brilla.
La guardia ante las puertas de la ciudad, capturada en su superficie.
Aquella luz dorada, toda mugrienta ahora.
Trescientos años han pasado:
el honesto capitán y su escuadra de soldados ahí permanecen.

El artista conocía sus rostros bien:
los maridos de las amigas de su esposa,
sus acreedores y consejeros,
en brillante armadura, los mercaderes.

Momentos oficiales del gremio
en poses detenidas de días ya pasados.
Los padres de la ciudad ahí congelados
sobre el lienzo oscurecido por el tiempo.

El olor de la pintura, una botella de vino
y vuelven sus rostros hacia mí.
Arcabuces y lanzas
y honorabilidad holandesa.

Hacen su entrada uno por uno
los defensores de aquella forma de vida:
la casa de ladrillo rojo, la burguesía,
y lecciones de guitarra para la esposa.

Tantos años sufrimos aquí,
nuestra tierra arrasada por las guerras españolas.
Ahora llega la oportunidad de encontrarnos
a nosotros mismos, y reina tranquila tras nuestras puertas.
Pensamos de nuevo en la posteridad.

Y así el orgullo de aquellos pequeños hombres,
los ciudadanos bondadosos y sinceros,
vive todavía a través de la mano del pintor
y reclama a todos vuestra comprensión.

Anuncios
3 comentarios
  1. t dijo:

    ¡mucho mejor con la foto!
    mmm…de qué me sonará a mi ese museo…

  2. Erasmus dijo:

    Vicente: el comentario sobre la traducción no fue de mala leche. Yo también la hice y me queda igual, el tema es que musicalmente la versión en inglés es insuperable. Grandes genios losReyes Carmesí!!!

  3. Vicente dijo:

    No ya, ya, si no me molestó, en absoluto. La letra original es insuperable, es cierto. Fue un buen ejercicio de recorrer el diccionario:”The blunderbuss and halberd-shaft…”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: