El poema de los domingos, 1

En el principio era el verbo

te número te teléfono aburrido
te direcciono (callo caso y escalero)
y habitacionada ya te lámparo te suelo
te vaso te enfósforo te libro
te disco te destoco te desvisto desoído
te camo te almohado enciendo descobijo
te pelo te cadero me cinturas
nos trasvasamos labio a labio
me embotello en tu adentro
nos rehacemos te desformo me conformo
miltuplicada tú yo mildividido

Jorge Enrique Adoum, No son todos los que están. Poemas, 1949-1979, Barcelona, Seix-Barral, 1979.

Anuncios
2 comentarios
  1. reyego dijo:

    Me encanta,.. “te cadero me cinturas”, muy bueno, y ya sabes que la poesía no es lo mio.

  2. molón, así, sin mayúsculas, en plan mail, o comentario de blog

    te comentario, te vicento
    me pirolo, me zerolo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: