Ficciones. Níquel. Francisco Ferrer Lerín.

Lo que viene a continuación es una reseña de próxima publicación en Eclipse. Revista literaria universitaria, nº 5, Universidad de Zaragoza.

——————————————————————————————

Ficciones

Francisco Ferrer Lerín, Níquel, Mira Editores, 2005.
Vicente Rubio Pueyo

Lo que Níquel cuenta es difícil de resumir, por varias razones. En primer lugar porque no nos gustararía desmontar aquí los elementos de misterio que la novela posee, sino dejar que sea el lector quien los descubra por sí mismo. Nïquel contiene muchos rasgos característicos de una historia detectivesca (una nada habitual historia detectivesca, por otra parte). Por otro lado, Níquel es además muchas otras cosas. Por ejemplo, la narración de la juventud y recuerdos de un personaje, Pablo Amatller Moragas, y de su formación y experiencias en la Barcelona y la España de los años cincuenta y sesenta. Esa formación se produce a través de los libros, y diferentes experiencias relacionadas con el póquer y el estudio de aves carro񥲡s, actividades a las que Amatller se verá empujado por diferentes motivos.

Níquel es la primera novela de Francisco Ferrer Lerín, trazada a partir de ciertos episodios de su singular biografía Para quien no esté familiarizado con la figura de Ferrer Lerín, diremos sólamente que se trata de uno de los autores más interesantes surgidos del mundo literario barcelonés reflejado en la famosa antología Nueve novísimos poetas españoles, en la que, por diversas razones, no llegó a participar, aunque su sombra se proyecta sobre la antología y sobre la poética que ésta, de una u otra manera, proponía

En este sentido, Níquel responde a muchos de esos postulados artísticos y, por qué no, vitales. Al fin y al cabo, una de las características más marcadas en la mayoría de los novísimos no es sino ese íntimo vínculo que liga el descubrimiento cultural a la experiencia vital. La literatura sobre todo, pero también el cine, y en general cualquier manifestación artística, elevada a desciframiento. Arte, en suma, como entendieron los modernistas, tan invocados por la generación novísima, elevado al rango de religión. En este sentido, podemos encontrar en numerosos momentos de la novela el recuerdo de la lectura, de los descubrimientos literarios, llevados al detalle de la pasión bibliófila, en la descripción de las ediciones concretas en que éstos se produjeron: Faulkner, la historia de la bestia de Gevaudan (base de una futura novela de Ferrer Lerín), o las alusiones a manuales de ornitología, esas obras capaces de dar la “maravillosa sensación de libro total, de fuente inagotable de información, sin vocación de cripticismo”.

Una de las claves de la novela es la combinación de los episodios biográficos con la narración de determinados procesos sociales, culturales y políticos. Da lo mismo si dichos episodios son verdaderamente reales, vividos por su autor, o son en cambio invención de éste. Lo cierto es que dotan a la novela de una extraña e inquietante verosimilitud que por un lado, continúa la trama de la novela y, por otro, la llevan más allá de ella.

Como comentábamos, otro aspecto destacable de Níquel es su variedad de registros. A lo largo de la narración se insertan, de vez en cuando, algunos textos escritos anteriormente por su autor, ahora incorporados a la trama de la novela. Por otro lado, está la presencia del humor, a través de algunos momentos delirantes (la visita al pueblo de los geófagos, por ejemplo), o simplemente en la descripción distante de un personaje. Es precisamente esa distancia un rasgo esencial del estilo literario de Ferrer Lerín, y que permite la ironía en la narración, no prestando tanta atención a la psicología de los personajes como al análisis de los mismos, tratando de ver aquello que se mueve más allá de ellos. Este estilo característico se observa también en la narración -o más bien descripción, comentario casi ensayístico- de las partidas de póquer, medio de subsistencia de Amatller, que le permitirán, al mismo tiempo, el conocimiento de otros ambientes y personajes.

Níquel es una extraña novela, hecha de materiales diversos. Es además una ficción que, en cierta manera, introduce sugerencias para una cierta reflexión acerca de otras ficciones, éstas colectivas y no sólo literarias, propias de la época en que la acción transcurre. Dichas sugerencias se encuentran sostenidas por una trama, como decíamos, en muchas ocasiones detectivesca, y que combina la utilización de episodios de la biografía de su autor, con otros elementos que hacen discurrir la novela alternativamente entre lo verosímil y lo inverosímil. Todo lo que a Pablo Amatller Moragas, el protagonista, le ocurre, se mueve en ese espacio ambiguo, donde no siempre aquello que parece más increíble resulta ser menos real. Un ejemplo de todo esto son los trabajos que Amatller debe realizar para un misterioso Instituto de Prospectiva, y que condicionará los posteriores acontecimientos de la novela, a los que Amatller se ve arrastrado por una aparente sucesión de azares y casualidades.

Níquel es, en definitiva, una personalísima novela, de naturaleza ambigua. Tratar de adscribirla a cualquier patrón de los acostumbrados en la novela española actual significaría reducirla a los convencionales y domesticados términos en que ésta parece moverse hoy.

(Blog de Francisco Ferrer Lerín)

Anuncios
2 comentarios
  1. einbahnstrasse

    […] Francisco Ferrer Lern. Su poesa completa est a punto de aparecer, por cierto, en Artemisa ediciones.

    Ms informacin en http://www.ferrerlerin.com.ADRIANA ASTI

    Parece seguro que entonces
    estaba animado por un gran fuego interior.
    Se me […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: